viernes. 23.08.2019 |
El tiempo

Los vecinos de Bercianos de Aliste muestran su dolor en el Santo Entierro

Los vecinos de Bercianos de Aliste muestran su dolor en el Santo Entierro
Los vecinos de Bercianos de Aliste muestran su dolor en el Santo Entierro

La Semana Santa de Bercianos llegaba este Viernes Santo a su momento culmen, en el que representaban el Descendimiento, introduciendo el cuerpo sin vida de Cristo en una urna de cristal.

Los habitantes de Bercianos han vuelto a celebrar uno de los actos más significativos de la Semana Santa de la provincia de Zamora. Sobre las doce de la mañana, los hermanos se han congregado en la iglesia de San Mamés para adorar la cruz, cada uno con un beso.

Ya vestidos con una sábana de lino como túnica, los miembros de la cofradía se dirigían a una plaza que habían preparado al lado del templo, en la que las tallas de la Virgen y de Cristo les esperaban. Después del sermón del párroco, llegaba el momento más visual de la procesión: el desenclavamiento de Jesús, que tras bajar de la cruz era presentado para que su madre viera su cuerpo sin vida. Acto seguido, los cofrades lo colocaban en una urna de cristal, donde descansará hasta el próximo Viernes Santo.

Así, cofrades y vecinos de Bercianos comenzaban su particular viacrucis hasta su particular Calvario. Mientras marchaban, los cofrades amortajados cantaban el miserere en latín, mientras los acompañantes lo traducían al castellano. Una vez llegados al montículo, los hermanos colocaban la cruz de la cofradía sobre otra inmutable de granito, acompañada por otras dos del mismo material, con ‘Las cinco llagas’ de fondo.

Una vez terminado el acto, los cofrades volvían al templo de origen, la Iglesia de San Mamés, para dar por finalizada la parte más representativa de la Semana Santa de Bercianos de Aliste.

Comentarios
Lo más