jueves. 22.08.2019 |
El tiempo

DÍA DE CASTILLA Y LEÓN

El sentimiento regional de Castilla y León a través de las elecciones

El sentimiento regional de Castilla y León a través de las elecciones
El sentimiento regional de Castilla y León a través de las elecciones

Solo UPL ha parecido triunfar en las elecciones autonómicas, aunque en las últimas elecciones ya ha estado lejos de su tope. Los partidos de pertenencia a la comunidad, en cambio, nunca han tenido una representación importante.

El sentimiento de pertenencia a una identidad definida está muy vigente en la campaña electoral. Los nacionalismos se han impulsado en todas sus vertientes, y en esta coyuntura, Castilla y León celebra este martes su fiesta, la de todos los habitantes de la comunidad.

Y en este ámbito, y más con las elecciones autonómicas y municipales también muy cercanas, las diferencias en el arraigo en la sociedad son palpables con las autonomías con una lengua cooficial propia. Así, mientras partidos como el PNV u otros nacionalistas en el País Vasco, el BNG en Galicia o varios en Cataluña triunfan en sus territorios en base a un discurso propio, en Castilla y León, solo Unión del Pueblo Leonés ha tenido cierto éxito, siendo este un partido que lucha solo por una parte de la actual comunidad, por León, no sintiendo a Castilla.

En las últimas elecciones, estos consiguieron más de 19.000 votos, la mayoría de la misma provincia de León, aunque ha ido descendiendo desde su tope, en 2003, en el que sumaron más de 60.000 votos, siendo la tercera fuerza más votada. Este, además, no es el único partido regionalista leonés que, eso sí, siempre han tenido menos peso como el Prepal, entre otros.

El Partido Castellano, el de la otra parte, no ha sido nunca un partido potente en la región y en las últimas elecciones sumaron 4.500 votos, también una cifra muy baja con respecto a pasados años en las que concurrieron con otros nombres y con mejores resultados. Tierra Comunera, de hecho, llegó a triunfar en varios ayuntamientos y a tener representación en las Cortes en las elecciones de 1999.

En lo que respecta a partidos que albergan la totalidad de la actual región de Castilla y León, sus apariciones y desapariciones han sido una constante en la historia de la democracia obteniendo sus mejores resultados precisamente en 1999. En 2015, en cambio, apenas tuvo ningún peso. Todo esto último ha tenido su claro reflejo en la provincia zamorana.

Comentarios
Lo más