Los resultados de las elecciones del pasado 28 de abril arrojaban un resultado histórico en la provincia. La formación liderada por Albert Rivera conseguía por primera vez en su historia un diputado por la provincia de Zamora. José Antonio Bartolomé ocupara un puesto en el Congreso representando a la provincia y en las últimas horas ha procedido a acreditarse en la cámara.

Bartolomé ha tenido que declarar su patrimonio y, por primera vez, deberá rellenar también una declaración de sus intereses especificando de qué empresas venían cobrando hasta ahora. Además, de rellenar todos los formularios que exigen las normas de la Cámara deberá posar la fotografía de su ficha parlamentaria y recibirá parte del kit tecnológico que la institución pone a su disposición para facilitar su trabajo parlamentario. Eso sí no perfeccionarán su condición de diputados hasta que juren o prometan la Constitución en la sesión constitutiva del nuevo Congreso, el 21 de mayo.

Los nuevos dueños de los escaños del Congreso cobrarán su primera retribución a finales de mayo --un mínimo mensual de 3.800 euros--. Aunque generan sueldo desde este domingo, cuando fueron elegidos, en esa primera nómina se incluirá también la cantidad correspondiente a los días 29 y 30 de abril y los 20 primeros días de mayo.

La asignación básica será de 2.972,94 euros brutos al mes igual para todos los diputados, a la que se suman complementos en función de su papel en la Cámara y una indemnización neta (sin impuestos) por gastos derivados de su actividad parlamentaria en la capital: 917.03 euros al mes para los electos por Madrid y 1.921,20 euros para el resto.

El nuevo diputado, además del citado 'salario base', y las indemnizaciones para gastos de representación podrá recibir una serie de complementos para gastos de representación y de libre disposición en función del cargo parlamentario que desempeñen.

Los máximos son los que perciben los portavoces de los grupos parlamentarios (2.819,97 euros al mes) y los cuatro vicepresidentes de la Cámara (3.060,92), hasta llegar a los 9.651,04 euros extra que se reservan a la Presidencia de la Cámara.

El Congreso cubrirá además los gastos de transporte de los diputados abonando directamente el precio del billete a la empresa transportista, a no ser que los parlamentarios utilicen su propio vehículo, para lo que se les abonarán 0,25 euros por kilómetro siempre que el desplazamiento esté debidamente justificado. Contará también con un bono taxi de 3.000 euros al año. 


Comentarios