Dietas de última hora, ejercicios milagro o prácticas poco recomendables no sirven de nada a la hora de perder peso, ya que puede aparecer el temido efecto rebote. Para evitarlo, no hay nada más efectivo que olvidarse de dietas milagro y cambiar los hábitos alimenticios y la rutina diaria para llegar al peso ideal.

La Asociación Española de Endocrinología y Nutrición da diez conejos para controlar el peso:

1. La comida debe ser siempre a la misma hora, sentados en una mesa y sin televisión.

2. Para cocinar y aliñar mejor elegir siempre aceite de oliva, a poder ser, virgen. Lo recomendable son unas tres cucharadas al día. Por otra parte, evitar los alimentos ricos en grasas: bollería, chocolates, mantequillas, salsas, embutidos y fritos.

3. Un primer plato saciante, como ensaladas, verduras o sopas, para no aportar calorías de más.

4. Carnes bajas en grasas, como jamón o conejo, y un mínimo de tres veces por semana de pescado.

5. Atención a las calorías y las grasas que incluyan las etiquetas.

6. Actividad física.

7. Si comes entre horas, mejor comida sana, como fruta fresca, encurtidos, berberechos, mejillones al natural o lácteos desnatados.

8. Cereales integrales con verduras y en pequeñas cantidades. Si hablamos de pan, no superar las cuatro rebanadas al día. También legumbres un par de veces a la semana.

9. Muy importante la hidratación, eso sí, sin bebidas calóricas ni alcohólicas.

10. La clave está en tomar cinco raciones de frutas y verduras al día, dar un paseo por cada hora que pasemos sentados y una caminata cinco días a la semana, mínimo.

Comentarios