miércoles. 21.08.2019 |
El tiempo

Entra en vigor la Ley de Actividad Físico-Deportiva de Castilla y León

Entra en vigor la Ley de Actividad Físico-Deportiva de Castilla y León
Entra en vigor la Ley de Actividad Físico-Deportiva de Castilla y León

La Ley de Actividad Físico-Deportiva Castilla y León entra en vigor este miércoles tras su publicación hace tres meses en el Boletín Oficial y tras su aprobación en las Cortes el pasado 20 de febrero de 2019. Desde este momento se podrán aplicar todas las disposiciones redactadas y quedan derogadas las actuales normas y disposiciones que hasta el día de hoy han sido las reguladoras del deporte de Castilla y León.

Esta Ley cambia la política deportiva en la Comunidad Autónoma dirigiéndose a todos y cada uno de los ciudadanos. Solo hay que observar su denominación que pasa a ser de la actividad físico-deportiva entendida como cualquiera cuya participación, organizada o no, tiene una finalidad de mejora de la salud, de promoción de la socialización o para el logro de resultados en competiciones, tal y como se definió el concepto deporte en 1992 en la Carta Europea del Deporte.

Se crea el deporte popular como otro tipo de práctica deportiva diferenciada del deporte escolar, universitario o federativo. Por lo tanto, son los ciudadanos los máximos beneficiados por esta nueva Ley que verán cómo la administración pública fija esta materia como herramienta para la mejora de la salud, del bienestar, del ocio y de las relaciones sociales, además de las previsiones ya atendidas en la anterior ley relativas a la prevención y represión de la violencia, el racismo, la xenofobia, el dopaje o fraudes relacionados, así como pretender conseguir nuevos retos como la inclusión, la igualdad efectiva, el libre acceso universal, la transversalidad o la sostenibilidad.

Pero no solo en cuanto a la finalidad de la política, sino también garantizando los derechos de los usuarios y consumidores de servicios físico-deportivos ya que el aumento de la práctica físico-deportiva ha originado una necesidad de protección de su salud y su seguridad debido a que se trata de una actividad generalizada y establecida como un hábito de vida de la población.

Para garantizar estos derechos de salud y seguridad, otro aspecto novedoso de la Ley es que el sistema deportivo de Castilla y León se profesionaliza a través de una regulación del ejercicio profesional de la actividad físico-deportiva. Tal y como expone la nueva Ley, se trata de una necesidad que la ciudadanía cuente con profesionales debidamente cualificados que presten este tipo de servicios de ahora en adelante en nuestra Comunidad Autónoma. Los profesionales del deporte y ejercicio físico de Castilla y León deberán acreditar su cualificación mediante los títulos académicos o certificados profesionales de carácter oficial que resulten del ordenamiento vigente.

Se reconocen y ordenan, por tanto, las siguientes profesiones de la actividad físico-deportiva: monitor deportivo, entrenador deportivo, preparador físico y director deportivo. Los titulares de instalaciones deportivas deberán cumplir con los requisitos establecidos en esta Ley sobre cualificación del personal que disponga y que preste servicios de uso y práctica físico-deportiva y de cualquier otro de naturaleza técnico-deportiva. Los profesionales reconocidos entre estas profesiones quedarán denominados como tal sin que puedan utilizarse otras denominaciones similares que puedas inducir al error.

Otro de los aspectos novedosos del deporte popular es la publicidad de la oferta de servicios físico-deportivos que deberá ser objetiva, prudente y veraz, para lo cual los titulares de los centros deportivos y los profesionales que realicen estos servicios de forma libre deberán ofrecer una información clara a todos los usuarios respetando la base científica que rige el ejercicio físico para evitar falsas expectativas y, en ningún caso, podrá fomentarse prácticas perjudiciales para la salud.

El texto, además, desarrolla una nueva política de ordenación y planificación de las infraestructuras deportivas en la que destaca para potencia el deporte escolar, federado y universitario con nuevas fórmulas de mejora como los Planes Directores de Instalaciones Deportivas de ámbito local o la figura de "instalación deportiva de interés autonómico".

En lo que a las federaciones se refiere, para reforzar su labor se incluyen medidas de buena gobernanza para impulsar la transparencia y la dinamicidad de estas entidades. Se plantean, por tanto, nuevas medidas que faciliten la gestión como la precisión de conceptos en cuanto a las funciones públicas delegadas y las funciones propias o también las posibilidades de regulación interna de la disciplina deportiva.

Otras novedades son la nueva formas asociativa de club deportivo popular, las nuevas licencias deportivas gratuitas: la escolar y la popular o el aprovechamiento de las instalaciones deportivas de los centros escolares. Las competiciones deportivas tendrán una regulación más precisa para su celebración, tanto las oficiales como las no oficiales para atender en calidad a las más de 36.000 competiciones que se celebran al año en Castilla y León entre ligas, campeonatos y eventos.

En el debate sobre política deportiva organizado por COLEF Castilla y León en Valladolid el pasado 27 de mayo, todos los principales responsables políticos en materia deportiva coincidieron en que el deporte en Castilla y León será sinónimo de salud y educación en la próxima legislatura para la que pondrán su máximo empeño en que se una política transversal en todos los ámbitos.

Se trata, por tanto, de una actualización normativa moderna e innovadora con el propósito de acoger al completo la actual realidad de la actividad físico-deportiva con especial atención a la profesionalización del sistema que se incluye en la propia ley poniendo a Castilla y León en la punta de lanza de las Comunidades Autónomas en esta materia.

Comentarios
Lo más