viernes. 20.09.2019 |
El tiempo

Condenado a pagar 6.000 euros por pintar un graffiti sobre un mural callejero en Zamora

Condenado a pagar 6.000 euros por pintar un graffiti sobre un mural callejero en Zamora
Condenado a pagar 6.000 euros por pintar un graffiti sobre un mural callejero en Zamora

El mural había sido elaborado por los muralistas Alejandro Pérez y David Sánchez y sufrió dos actos vandálicos. En uno de ellos la Policía logró identificar al autor del acto vandálico y el juez ha decidido condenarle al pago de casi 6.000 euros. El acuerdo entre partes ha impedido que se impusiera una pena de 18 meses de prisión.

El mural “Dodecaedro Flotante” fue realizado en el casco antiguo de la ciudad, en el parque de San Bernabé, en agosto de 2015. Presenta una figura geométrica realizada íntegramente con colores recogidos del entorno, respetando la gama cromática de la zona y el edificio en el que se encuentra ubicado.

Fue encargado por el Ayuntamiento a los muralistas Alejandro Pérez y David Sánchez y por tanto corresponde a los mismos autores de los murales de la calle Ulloa Pereira, la fachada trasera del Ayuntamiento de Zamora, y el mural realizado en el barrio de San José Obrero el pasado mes de octubre 2018.

Desde que fue pintado en 2015 ha sufrido dos episodios vandálicos mediante la realización de graffitis, siendo restaurado por sus autores por primera vez en 2017 de forma desinteresada, pero dejando constancia de ello. El pasado 27 de enero de 2018 la Policía Municipal de Zamora, sorprendió a un joven realizando graffitis en los que se podía leer los nombres de “SKUS”, “NEAK”, “HASE” sobre dicho mural, y fue detenido e identificado en el acto.

Siendo esta la segunda vez que sufría el mismo ataque, con idénticos daños, se inició un proceso judicial contra el detenido (J.M.O.G) que concluyó tras un acuerdo con los artistas, siendo condenado por el Juzgado Penal Nº1 de Zamora, a pagar una indemnización de cerca de 6000 euros en concepto de reparaciones, daños morales y paternidad e integridad de la obra más una multa superior a los 500 euros. Gracias al acuerdo, el autor confeso de los daños elude penas mayores que pedía la Fiscalía, existiendo incluso la posibilidad de una pena de prisión de 18 meses.

Comentarios