sábado. 20.07.2019 |
El tiempo

La era Guarido se extiende cuatro años más

La era Guarido se extiende cuatro años más
La era Guarido se extiende cuatro años más

El líder de Izquierda Unida revalidaba este sábado el puesto de Alcalde de Zamora para gobernar la ciudad en este mandato de cuatro años. Tras un periodo en el que Izquierda Unida necesitó la ayuda del PSOE para gobernar, ahora IU podrá hacerlo en solitario gracias a sus catorce concejales. Pese a todo, Guarido insistió en su investidura que no utilizará la ley del ‘rodillo’ sino que consensuará los temas más relevantes que atañen a la ciudad con el resto de grupos. Unos grupos que en la votación decidieron hacerlo en blanco.

El Ayuntamiento de Zamora acogía este sábado el Pleno extraordinario para proclamar al nuevo Alcalde y configurar la corporación municipal que, salvo contratiempos, representará a la ciudadanía zamorana durante los próximos cuatro años. Como era de esperar, el recinto se quedó extremadamente pequeño para acoger a todos los invitados por lo que se habilitaron dos zonas con pantallas para el público que no pudo acceder al salón de plenos.

Con unos minutos de retraso y con una importante expectación también con la presencia de medios nacionales ante la mayoría absoluta de Izquierda Unida en una capital de provincia, comenzaba el Pleno Extraordinario. El secretario designó al concejal más joven y a la más veterana para formar parte de la mesa. En concreto fueron María Concepción Rosales y Sergio López, ambos de Izquierda Unida. Después, fue el momento de que cada edil jurase el cargo y recibiese la medalla de concejal.

Tras esa toma de posesión llegó la parte más trascendente de la mañana, conocer al Alcalde. El primero de cada lista de los partidos con representación municipal se presentó, aunque las cuentas estaban claras. Francisco Guarido fue proclamado Alcalde de Zamora con 14 votos. La extrañeza llegó cuando los otros 11 ediles, del PP, PSOE y Ciudadanos, decidieron votar en blanco. Una situación que no afectaba en términos de funcionamiento y que evidentemente no influía para que Francisco Guarido recogiese el bastón de mando por segundo legislatura consecutiva.

Posteriormente, en su discurso, tuvo palabras de agradecimiento y cariño para todos los que han apoyado y están apoyando a IU, también para la corporación saliente y reiteró que pese a la mayoría absoluta de su partido, Izquierda Unida no gobernará con el ‘rodillo’. Guarido se comprometió a dar impulso a proyectos como el Banco de España, el Matadero o el parque de Bomberos en los próximos meses, y aseguró que buscaría consenso y diálogo, principalmente en los temas más relevantes para la ciudad.

Como hace cuatro años, y una vez levantada la sesión, Francisco Guarido salió al balcón del Ayuntamiento para saludar a los simpatizantes de Izquierda Unida, que esperaban en la principal plaza de la capital para festejar el éxito sin precedentes en Zamora.




Comentarios
Lo más