martes. 16.07.2019 |
El tiempo

Fútbol | Tercera

El decálogo de la remontada

El decálogo de la remontada
El decálogo de la remontada

Remontar un 2-0 en casa no es tarea fácil pero no se trata de un resultado ni mucho menos imposible. Son cientos los casos que se han dado en la historia del fútbol y también muchas las situaciones que se han vivido en esta categoría. De hecho, la remontada más sonada en esta categoría la firmó un equipo castellano y leonés, el Astorga, que remontó hace un años un 4-0 de la ida para acabar pasando la eliminatoria.

Nunca es fácil lograr remontar un resultado adverso en una eliminatoria, y más cuando ese resultado no lleva aparejado ningún gol en campo contrario. No obstante, la historia del fútbol está llena de remontadas épicas, que son al final las que marcan la identidad de un equipo. Al Zamora CF le falta una gran remontada en el Ruta de la Plata y quiere conseguirla este domingo a partir de las 19.30 horas ante el Alcobendas Sport.

Toda remontada que se precie necesita de varios ingredientes y todos deben darse para conseguir el objetivo. Un decálogo que también deberá cumplirse este domingo si la ciudad, la afición y el equipo quiere verse en el bombo de la tercera y última eliminatoria por el ascenso a Segunda División B.

1.Tener la convicción de que va a ocurrir. Parece algo lógico, pero la mentalidad con la que acudan todos los aficionados y los jugadores al estadio municipal Ruta de la Plata es clave. Tener la convicción de que algo va a ocurrir ayuda a que finalmente ocurra.

2.Crear un entorno favorable. El apoyo de la afición es vital. Si bien es cierto que puede resultar un factor negativo en tanto en cuanto puede generar una presión desmedida, la realidad es que en una eliminatoria con todo perdido es básico para levantar al equipo cuando la situación es complicada. Animación constante y sin fisuras desde antes de que arranque el choque y hasta que el colegiado pite el final.

3.Actitud intensa de la grada. Es clave celebrar cada acción: cada córner, saque de banda, balón dividido, disputa ganada, disparo a puerta, ocasión perdida… Es una forma de mantener enchufado al equipo local y mantener la sensación de agobio al equipo oponente.

4.Vigilancia constante al árbitro. Durante la fase de ascenso el Zamora no ha tenido suerte con los arbitrajes. Los dos goles que anotó el Haro en la eliminatoria anterior vinieron precedidas de sendas faltas muy discutibles, al margen de un criterio muy permisivo en las disputas. Ante el Alcobendas, en la ida, igualmente doble rasero en las amarillas, dos posibles penaltis no pitados a favor del Zamora y un gol fantasma concedido al Alcobendas. Es clave que el árbitro note la presión de tener que pitar con más de seis mil zamoranos encima para que, al menos, el Zamora no tenga ese factor en contra como hasta hora.

5.Corazón. Debe darse en las dos direcciones, tanto la afición como sobre todo los jugadores. La hinchada se dejará la voz arengando pero tienen que ver en el campo que al menos los futbolistas salen con corazón, se dejan el alma y buscan con fe y convicción la remontada. Llegue o no llegue a buen puerto el objetivo, que la afición tenga motivos al final del duelo para aplaudir a los suyos.

6.Intensidad bien entendida. Será un duelo con mucha presión y tensión desde la grada y en el césped. Es importante no canalizar mal esa sobreexcitación y que pueda conllevar alguna expulsión innecesaria, o en un juego errático fruto de las precipitaciones. Intensidad sí, pero no pasarse de revoluciones que puedan dar al traste con las opciones.

7.Argumentos futbolísticos. No vale solo con poner corazón, intensidad y casta. Si fuera así de sencillo cualquiera podría ganar partidos. Es necesario exponer una serie de argumentos futbolísticos que permitan al Zamora generar más ocasiones que el rival, llegar con claridad arriba, no conceder en exceso al Alcobendas. Esta faceta corresponde al entrenador con su sistema y a los jugadores empleados para llevarlo a cabo.

8.Frialdad. Hay que tener visualizados todo tipo de escenarios, desde los más propicios de anotar alguna diana rápida, pasando por el intermedio, que es el de que el gol favorable se resista, y llegando al más negativo, encajar una diana. El Zamora esta temporada ha sido capaz de anotar en varias ocasiones dos dianas en un espacio de tiempo de apenas cinco minutos, la última vez ante el Haro Deportivo. Por tanto, tener convicción en cualquier escenario posible hasta que el tiempo lo permita.

9.Suerte o acierto. Para los que crean en la suerte, este tipo de factor es determinante en este tipo de remontadas. Un gol de rebote, un rechace en el palo, un resbalón inoportuno de un central… son acciones que pueden darse en el juego y que también suelen estar presentes en las grandes remontadas. Quienes no crean en la suerte, apelar al acierto para que todo lo que se haga se ejecute bien.

10.Locura. Por último, toda remontada épica tiene que tener una pizca de locura colectiva desde la grada hasta al césped. Si se logra marcar el primer gol aparecerá seguro.

Comentarios
Lo más