domingo. 15.09.2019 |
El tiempo

Fútbol | Tercera

El Zamora cierra la temporada sin ascenso y obligado a corregir errores

El Zamora cierra la temporada sin ascenso y obligado a corregir errores
El Zamora cierra la temporada sin ascenso y obligado a corregir errores

Tras el fallo ante el Haro Deportivo, principal clave del fracaso de la actual temporada, el Alcobendas demostró ser un equipo con mucho potencial y supo parar los ataques del Zamora en el duelo de vuelta este domingo en el Ruta de la Plata. El choque terminó con el 0-0 inicial y los rojiblancos se quedan sin el anhelado ascenso. El Grupo Vivir ha confirmado su continuidad y llega el momento de analizar la situación y corregir los errores cometidos para volverlo a intentar el año que viene. El municipal zamorano lució una de sus mejores entradas de la historia y en torno a siete mil personas siguieron el choque en el estadio.

No pudo ser. El Zamora tenía por delante un reto complicado pero no imposible, remontar el 2-0 de la ida ante el Alcobendas. La afición respondió a la cita y alrededor de siete mil personas poblaron unas gradas que tienen capacidad para casi ocho mil espectadores.

La tarde lo tenía todo para que fuera histórica. Incluso, David Movilla decidió quemar las naves desde el inicio y jugó con los cuatro delanteros disponibles de inicio. Sergio, David, Dani y Murci sumaban entre todos más de sesenta dianas este año, y el cuarteto estaba en el campo. Por detrás, Raúl, Coque, Asiel, Alcañiz, Pipi y Carlos Ramos tenían la doble misión de hacer llegar balones arriba y a la vez evitar las contras peligrosas del rival.

La primera media hora del Zamora fue buena, con fe, intensidad, ganando casi todas las disputas y llegando arriba. Es cierto que los disparos no cogían portería, pero las llegadas existían. Un disparo desde la frontal del área de Sergio García que se marchó rozando el palo abrió las hostilidades del Zamora. Después, un disparo de David Álvarez que no cogió el efecto deseado y un remate cruzado de Sergio García que no remató por poco Murci en boca de gol fueron las opciones más claras.

Llegaba el descanso con 0-0 y con la sensación de que el Zamora había desaprovechado la opción de irse con algún gol de renta. El Alcobendas apenas llegó arriba pero tampoco sufrió en exceso atrás.

El inicio de la segunda parte pudo cambiar el partido. Sergio García tuvo la más clara a los dos minutos. Se quedaba solo ante el portero, algo escorado, y su disparo fuerte al centro lo desviaba el portero a córner, aunque el árbitro cobraba saque de puerta. En ese segundo acto el Zamora fue un querer y no poder. El esfuerzo fue pasando factura y aunque los cambios dieron un poco de aire al equipo, la realidad es que las fuerzas no eran las mismas y el Alcobendas trataba de castigar en alguna contra.

En una de esas contras Raúl Álvarez cometía penalti y Jon Villanueva lograba detener la pena máxima. Fue la culminación a una actuación estelar del portero vasco, sin duda el mejor del Zamora en el play off.

Con el pitido final y con el 0-0 terminaba un duelo con el que se esfumaban las opciones de ascenso. Eso sí, con la idea clara de que el tren de la Segunda B se había perdido quince días atrás en Haro y no en esta ronda ante el Alcobendas.

Al menos, la situación es diametralmente opuesta a hacer un año y hay motivos para la esperanza: la afición se ha vuelto a enganchar al Zamora CF y el Grupo Vivir ha comprometido su continuidad. Tiempo ahora para la reflexión y para analizar los errores, que los ha habido de bulto en algunos aspectos, para no fallar en el segundo intento.

Comentarios
Lo más