domingo. 15.09.2019 |
El tiempo

CSIF denuncia que los cortes de selección impuestos por la Gerencia de Salud “desvirtúan” el proceso de oposiciones en Sacyl

CSIF denuncia que los cortes de selección impuestos por la Gerencia de Salud “desvirtúan” el proceso de oposiciones en Sacyl
CSIF denuncia que los cortes de selección impuestos por la Gerencia de Salud “desvirtúan” el proceso de oposiciones en Sacyl

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) lamenta que, como había advertido, el doble corte impuesto por la Gerencia Regional de Salud para superar los procesos selectivos de oposición-concurso en Sacyl, “se ha evidenciado todo un despropósito y un fracaso, desvirtuando el fin de la convocatoria”. Así los asegura el presidente del sector de Sanidad de CSIF en Castilla y León, Juán-Carlos Gutiérrez-Rodilla, tras conocerse los resultados de la corrección de los exámenes de enfermería y de auxiliar administrativo. “Tendrá perjuicios serios para los aspirantes presentados”, afirma, “que se repetirán en otras categorías de las oposiciones de Sacyl, como la de los técnicos auxiliares TCAE”.

CSIF denuncia que con el “disparatado” doble corte, de nota y de porcentaje de aprobados según el número de plazas ofertadas, impuesto por la Gerencia Regional de Sanidad de la Junta, se ha establecido un filtro que impide a una parte significativa de los opositores pasar a la fase de concurso, para acceder a las plazas estables de empleo en Sacyl, y así reducir y simplificar a la Administración el proceso de valoración de méritos. Una limitación que perjudica especialmente el personal interino, sobre todo al que lleva muchos años en esa situación, por la “desidia y falta de responsabilidad de la Administración, que no convocaba oposiciones desde hacía años”.

Los dos cortes que hay que superar para que los aspirantes puedan ser admitidos para la siguiente fase del proceso, la del concurso, son, en primer lugar, que la nota sea -al menos- el 60% de la media de las 10 puntuaciones más altas obtenidas en el examen. El segundo corte consiste en que no más de 2,5 aspirantes por cada plaza convocada pueden pasar a la fase de concurso.

Estas bases, rechazadas en su día por CSIF, “ya fueron motivo de graves desencuentros entre la Gerencia Regional de Salud y los sindicatos, en la negociación previa a la celebración de los procesos selectivos de diferentes categorías para el acceso a plazas de Sacyl”, recuerda Juán- Carlos Gutiérrez-Rodilla. “Desde CSIF ya se indicó a la Gerencia Regional de Salud que este doble corte traería problemas y malestar entre los opositores, y que desvirtuaría el sentido y el fin de la convocatoria”, añade.

En el caso de las oposiciones de Enfermería, del total de 7.361 aspirantes presentados al examen, para 1.754 plazas, han pasado el corte de la nota 2.103 opositores, es decir, un número 1,2 candidatos por plaza, muy lejos del 2,5 establecido por la Gerencia Regional. CSIF considera que “esto no hace sino constatar la desvirtualización de un proceso que, en la práctica, empobrece y anula en buena medida la fase del concurso de méritos”.

Asimismo, recuerda que este corte de nota se ha ejercido “con un examen extraño, excesivamente difícil y muy retorcido, que generó muchas críticas y que no se ajustaba a los temarios lógicos de esta oposición. El propio tribunal tuvo que salir a defenderse públicamente del examen que realizó el pasado 12 de mayo, por las duras críticas recibidas, algo inaudito que no se había visto nunca”.

Incluso la rapidez con la que se ha dado a conocer las notas de esta oposición de Enfermería llama la atención a CSIF, “cuando lo habitual en las oposiciones de la Junta de Castilla y León es que se tarde más, y cuando no han salido las notas del examen de plazas de TCAE, que se hizo un mes antes. Parece que la administración tuviera prisa por resolver el proceso y adjudicar las plazas cuanto antes, consciente de los problemas que puedan aparecer”, apunta.

En el caso de las oposiciones de Auxiliar Administrativo, las plazas convocadas suponían un total 321. Por tanto, conforme a las propias bases de la Gerencia Regional, el número de aspirantes que podrían optar a la fase de concurso hubieran sido 803, cuando en realidad lo harán sólo 672, es decir, 2,09 aspirantes por plaza en lugar de los 2,5.

CSIF pide al nuevo Gobierno Regional que se constituya que tome nota de este tipo de “sinrazones, y se avenga a negociar de una manera sensata estos procesos de oposiciones- concursos, afirma el responsable del sector de Sanidad en CSIF Castilla y León. “Todo esto no hace más que empeorar una situación laboral y social ya de por sí precaria, en una comunidad como Castilla y León azotada por el envejecimiento y la despoblación, donde medidas como las relatadas pueden echar de Castilla y León a potenciales profesionales que, prestando ya servicios en la propia Administración de la Junta, pueden quedar abocados a tener que irse fuera para seguir desempeñando su puesto de trabajo, indica Juán-Carlos Gutiérrez-Rodilla.

Comentarios