lunes. 09.12.2019 |
El tiempo

SATSE exige a los nuevos equipos de las Consejerías que implementen mejoras para las enfermeras de Castilla y León

SATSE exige a los nuevos equipos de las Consejerías que implementen mejoras para las enfermeras de Castilla y León
SATSE exige a los nuevos equipos de las Consejerías que implementen mejoras para las enfermeras de Castilla y León

Mejores ratios de enfermeras, mejoras retributivas y laborales, y un mayor peso de la Enfermería en la gestión, principales demandas de este Sindicato. A Familia le exige más plantilla de enfermeras, ponderación de las noches en su jornada laboral y mejor regulación de las residencias de mayores.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Castilla y León exige mejoras laborales y retributivas para enfermeras y fisioterapeutas a los nuevos equipos que dirijan las Consejerías de Sanidad y de Familia e Igualdad de Oportunidades los próximos cuatro años.

SATSE recuerda que los nuevos equipos deben fomentar una mayor presencia de las enfermeras y enfermeros en la gestión de la Sanidad y los servicios Sociales de la Comunidad porque estos profesionales cuentan con formación y competencias reconocidas para desempeñar cargos de responsabilidad en dicha gestión: son Grado Universitario y acceden al Máster y Doctorado, por lo que no se entiende que no se les permita asumir la gestión sanitaria y sociosanitaria. Cabe recordar también que ya en otras comunidades españolas hay enfermeras al frente de la Consejería de Sanidad.

Asimismo, el Sindicato de Enfermería pide la equiparación salarial de las enfermeras y enfermeros de Castilla y León con la de las comunidades que están muy por encima de ella en retribuciones. Como se recordará, SATSE ha venido denunciando que existen acentuadas diferencias entre la retribución de las enfermeras Castilla y León y las de otras comunidades: Castilla y León ocupa el 15º lugar de las 17 Comunidades Autónomas españolas en retribuciones de sus enfermeras.

SATSE en Castilla y León también exige mejoras retributivas para los profesionales sanitarios que trabajan en Emergencias Sanitarias de esta Comunidad, de modo que sus retribuciones estén equiparadas a las del resto de profesionales de Sacyl y de Emergencias de las otras comunidades autónomas otros servicios de salud autonómicos, y sean acordes a la responsabilidad, profesionalidad, penosidad y dificultad técnica de su trabajo.

Al mismo tiempo, exige la vuelta a la jornada de 35 horas de una forma efectiva para las enfermeras desde el primer minuto, ya que éstas cuentan con una jornada laboral especialmente penosa que incluye turnos y abarca las 24 horas del día los 365 días de año. Empleados públicos como los de Enfermería, que trabajan a turnos, no tienen la posibilidad de flexibilizar el horario como sí pueden hacer el resto de empleados públicos y el incremento de jornada anual que se produjo en 2012 supuso una importante pérdida de días libres, en detrimento de la conciliación de la vida familiar y laboral.

El incremento de jornada a 37,5 horas semanales ha supuesto en la práctica un incremento desmesurado de las acumulaciones de pacientes que corresponden al resto de compañeros enfermeros, con la consecuente sobrecarga asistencial e incremento de los desplazamientos en el ámbito rural. Esto, además, afecta directamente a los usuarios del Sistema Regional de Salud, porque disminuye la calidad de los servicios prestados.

SATSE también lanza el testigo a la Consejería de Sanidad y a la de Familia para que incrementen las plantillas de enfermeras, dado que las ratios actuales de profesionales en los centros sanitarios y sociosanitarios están muy por debajo de las necesarias para cubrir una asistencia sanitaria con calidad y garantías: Castilla y León se encuentra muy lejos de la media de países europeos al tener 4,31 enfermeras/os por 1.000 habitantes, mientras que en Europa es de 8,8. Se necesitan, por ello, más de 4.600 enfermeras y enfermeros en Castilla y León para alcanzar, al menos, la media europea. Esta situación provoca, por ejemplo, que la media de pacientes que son atendidos por un solo enfermero o enfermera en un hospital sea de más de 18, cuando la ratio segura y adecuada no debería superar los ocho pacientes, y que en algún hospital de Castilla y León haya una sola enfermera en turno de noche en una planta de hospitalización.

SATSE también pide que se dé trasparencia y mayor agilidad al funcionamiento de la bolsa de empleo de Enfermería de Sacyl para que sea realmente abierta y permanente y que de forma inmediata, las enfermeras puedan elegir en cada momento las áreas de Salud en que quieran estar disponibles para optar a un puesto de trabajo.

Respecto a los intentos de mejora de la Atención Primaria, como fue el Grupo de Trabajo creado al efecto, SATSE Castilla y León insta a la Consejería de Sanidad a adoptar medidas concretas ya, así como la mejora de la planificación de las plantillas volantes de Enfermería en los hospitales, de modo que éstas estén asignadas por áreas de servicios hospitalarios y se consiga una mayor calidad de la asistencia y seguridad del paciente y mayor estabilidad del personal enfermero. Así, estas enfermeras pueden rotar por puestos de trabajo de un mismo área y no como ahora, que se ven obligadas a cambiar de puesto y especialidad frecuentemente -sin que esos distintos puestos tengan relación alguna ni conozcan esos servicios previamente-, y a modificar sus turnos de trabajo con muy poca antelación.

Respecto a Servicios Sociales, SATSE exige que se aumente el número de enfermeras en las residencias de mayores que cuentan también con pacientes derivados de hospitales a sus unidades de convalecencia, ya que hay centros que una sola enfermera atiende de noche a más de 200 pacientes. Al mismo tiempo, exige que se ponderen las noches de estos profesionales en su jornada laboral y se mejoren sus retribuciones.

SATSE Castilla y León recuerda que la Consejería de Familia debe regular de otro modo el funcionamiento de las residencias de personas mayores, después de que el Tribunal Superior de Justicia de esta Comunidad anulara de nuevo el Decreto de autorización y funcionamiento de los centros de carácter social para la atención a personas mayores de Castilla y León, en este caso el de 2017.

Por último, el Sindicato de Enfermería recuerda que la figura de la enfermera escolar en la Comunidad debe tener una regulación real que permita de verdad contar con estas profesionales en los centros escolares. SATSE considera que la normativa publicada recientemente no habla de medidas de atención a los escolares de forma precisa ni concreta qué profesionales se harán cargo de esa atención. Por otro lado, obliga a los profesores a asumir tareas que no son de su competencia y para las que carecen de capacitación alguna, como puede ser la administración de medicamentos.

Comentarios