miércoles. 16.10.2019 |
El tiempo

“Quintanilha Rock” une pueblos y generaciones en su XVIII edición

“Quintanilha Rock” une pueblos y generaciones en su XVIII edición
“Quintanilha Rock” une pueblos y generaciones en su XVIII edición

Del 4 al 6 de julio, el más ibérico de los festivales portugueses vuelve al “Parque do Colado”, en la frontera de Quintanilla, en Braganza. En el cartel figuran algunos nombres indispensables de la escena alternativa portuguesa como Cassete Pirata, Fast Eddie Nelson, Quadra, The Black Wizards, Whales o Miss Lava. También está confirmada la presencia de Kings Of The Beach, banda que viaja desde Vigo.

En la era digital, de los tweets, de los SMS, y de los 'posts' en las redes sociales, pocos son los que cogen el bolígrafo para escribir cualquier cosa. La organización del festival Quintanilha Rock quiere invertir esta tendencia y, por este motivo, desafió a la comunidad local a escribir, a mano, una carta de amor a su pueblo. "Quintanilla, mi amor" es el nombre del proyecto que dará origen a un concierto / performance y a una exposición.

Una de las principales novedades de la edición de 2019 del Quintanilla Rock es la tarde del sábado, que cuenta con varias iniciativas dirigidas a niños y a sus acompañantes. Disfraces robóticos con música electrónica de los años 70, street art con experimentación plástica, un “ensamble” de instrumentos de plástico reutilizado y un concierto para niños con canciones de la banda portuguesa Capitão Fausto; es lo que se puede esperar de esta fiesta familiar que incluye también saltos, sonrisas y algunas rabietas .

"El aroma de la comida casera de nuestras abuelas, hecha a fuego lento, en potes o a la brasa, forma parte de una memoria colectiva que queremos compartir con aquellos que vienen al festival", afirma Filipe Afonso, presidente de la ArtiColado, asociación responsable por la organización del Quintanilla Rock 2019. En las mesas del Parque do Colado, donde las comidas son comunitarias, no faltarán alubias con jabalí, pollo de corral en pote de hierro o trilogía de cerdo celta, raza autóctona de la región transmontana y gallega.

“En esta edición conseguimos juntar en el mismo escenario a Lucía Gonzalo que tiene 22 años y viene de Zamora con el Prof. Octávio Fernandes que tiene 68 y es de Bragança. Es de encuentros que se trata del Quintanilla Rock, de encuentros artísticos, transfronterizos e inter- generacionales. ", subraya Leonor Afonso, representante de la organización del festival.

En 2001, un grupo de amigos de la pequeña aldea fronteriza de Quintanilla, en Braganza, decidió organizar un festival de música rock. La receta era infalible: había ganas de hacer, había un amor incondicional por la música alternativa y había una aldea con paisajes arrebatadores donde vivía una comunidad que recibía a los visitantes con un lacónico e inesperado, "pase, quién es?".

Dieciocho años después, superados los sufrimientos de los inicios y a la adolescencia, el Quintanilha Rock regresa a sus orígenes con una propuesta que incluye música independiente, proyectos con la comunidad local, iniciativas artísticas transfronterizas, gastronomía tradicional y una tarde enteramente dedicada a las familias. “Ahora, con 18 años, ya somos un festival adulto y esto se refleja en la programación, la más madura de todas las ediciones. Este año, el festival busca más público porque fue pensado para dar cabida a toda la gente que se identifica con algún de los aspectos que hacen único al Quintanilha Rock.”, dice Filipe Afonso.

Comentarios
Lo más