miércoles. 23.10.2019 |
El tiempo

El Movimiento en Defensa de la Sanidad Pública prevé otro verano “sin soluciones sanitarias”

El Movimiento en Defensa de la Sanidad Pública prevé otro verano “sin soluciones sanitarias”
El Movimiento en Defensa de la Sanidad Pública prevé otro verano “sin soluciones sanitarias”

Aseguran que ha sido necesaria solo una semana del mes de julio “para poner en evidencia la situación caótica de la asistencia sanitaria provincial”.

El Movimiento en Defensa de la Sanidad Pública prevé otro verano “sin soluciones sanitarias”. Así, según explica este movimiento en un comunicado, la respuesta al aumento de población en estos meses y a las merecidas vacaciones de los profesionales no será el refuerzo con la contratación de nuevos profesionales, como sería lógico, “sino que la pésima gestión llevada hasta ahora se consolida y un verano más los profesionales que quedan en los Centros de Salud deberán asumir el trabajo de los que faltan y los ciudadanos, asumir por tanto la disminución o supresión de horas y días de consultas, toda una llamada a esas personas que nos visitan todos los veranos para que dejen de hacerlo”.

Según explica este movimiento, en todas las Zonas Básicas de Salud los profesionales están realizando las consultas de los compañeros que faltan (acumulaciones), esto supone que en su jornada de trabajo pase su consulta y las de otros, que tenga que atender sus pueblos y los de otros y que lógicamente tenga que repartir sus horas de trabajo con los nuevos pueblos asignados. “Es decir, los responsables políticos siguen sometiendo a los profesionales al estrés de atenderlo todo, en menos tiempo y cuando la población aumenta de forma importante en todos los pueblos de la provincia”, exponen desde el Movimiento en Defensa de la Sanidad Pública, que ponen como ejemplo lo que ocurre en Fuentes de Ropel donde en esta semana próxima pasarán de 14,5 horas de consultas a 3 horas en toda la semana, eliminando además la consulta del próximo jueves 11 de julio.

Comienza el año con un déficit de 19 médicos de familia, cada mes de este verano 66 médicos de familia estarán de vacaciones, es decir en los meses con más población serán 85 médicos de familia menos los que tendrán que atender a todos los ciudadanos de nuestra provincia.

Los problemas más graves están en las zonas más alejadas de la capital. En la ZBS de Tera el lunes próximo no se pasará consulta en ningún consultorio, de los 10 medios asignados solo habrá dos disponibles. En la ZBS de Aliste de 16 médicos asignados, diariamente solo hay 6 disponibles, dado que hay 2 vacantes no cubiertas, 3 están de baja, 2 salen de guardia y 3 están de vacaciones, es decir 6 médicos para atender las más de 60 localidades de la Comarca.

En la ZBS de Sanabria hay 14 médicos asignados y a la falta crónica de los 4 medios de Área, se suman a hora los 3 médicos de vacaciones y el que sale de guardia, con lo que únicamente quedan en el mejor de los días 6 ó 7 médicos de familia para atender toda la zona. La eliminación de uno de los dos módulos de guardia se ha consolidado en la práctica, solo entra un médico de guardia en una zona con una orografía complicada, donde se cuadruplica la población y donde hay un intensivo tráfico de vehículos.

Dentro de esta sobrecarga de trabajo para los médicos de familia, también está siendo habitual que estos profesionales se hagan cargo de la asistencia pediátrica. En concreto, en las ZBS de Benavente los médicos de Área ante la falta del pediatra del CS de Benavente Norte tienen que asumir la consulta de pediatría y en Toro se ha convertido en algo habitual.

En su comunicado público, desde el Movimiento en Defensa de la Sanidad Pública agregan: “En los hospitales de nuestra provincia asistimos al doloroso hecho de comprobar cómo se reduce la actividad por la falta de contratación de profesionales en la época de verano, disminuyendo la actividad quirúrgica y de consultas y aumentando por tanto las listas de espera. Si en otras provincias se cierran plantas enteras, aquí después de la salida a la calle de miles de benaventanos para impedir el cierre de una planta de su Hospital Comarcal, se dejan camas “no ocupadas o no utilizadas”, a día de hoy más de 100 camas. El ahorro viene de la falta de contratación y de la disminución de personal en esos servicios, “obligando” al personal a coger días libres dejando en mínimos las plantillas, cuando los enfermos que permanecen ingresados suelen ser dependientes con alto requerimiento asistencial. Esta gestión errática castiga a los profesionales y a los enfermos”.

Por último, desde este colectivo zanjan: “Lo más doloroso de todo es que ante la situación tan grave de precariedad que relatamos no haya soluciones, ni haya nadie en estos momentos por el vacío de poder y de gestión que sea capaz de asumir un plan de choque para evitar esta degradación del sistema público de salud, donde se hace necesario dignificar el trabajo de los profesionales y la asistencia a los ciudadanos”.

Comentarios