jueves. 27.02.2020 |
El tiempo

Los conductores zamoranos pagan la mitad de impuestos que los vallisoletanos

Los conductores zamoranos pagan la mitad de impuestos que los vallisoletanos
Los conductores zamoranos pagan la mitad de impuestos que los vallisoletanos

En Castilla y León, Valladolid y Salamanca tienen los impuestos más altos, Zamora y Palencia los más bajos

La puesta en marcha de Madrid Central, y la reciente moratoria que ha iniciado el ayuntamiento de la capital, ha sido una de las medidas más conocidas de reducción de emisiones contaminantes en las ciudades. Pero otras medidas, como deducciones en el impuesto de vehículos de tracción mecánica para híbridos y eléctricos, también están funcionando en las ciudades españolas.


El portal experto en ahorro Cuponation ha recopilado y analizado el coste que supone este impuesto para distintos vehículos, según lo contaminantes que sean, en todas las capitales de provincia del país. La inmensa mayoría de las ciudades tienen desgravaciones aplicables a aquellos vehículos con motores eléctricos e híbridos.


En cuanto a los vehículos con motores de explosión interna (Diesel y gasolina) el cálculo de la tasa depende del concepto de caballos fiscales. No están relacionado con los caballos de potencia del motor, sino que es la unidad que se utiliza para calcular la carga impositiva de un vehículo, y se calcula a partir del volumen y el número de cilindros. En el caso de motores rotativos y eléctricos, se calcula a partir de la potencia efectiva del vehículo.


Por norma general, existen 5 niveles impositivos según los caballos fiscales. Menos de 8 cv, de 8 a 11,99, de 12 a 15,99, de 16 a 19,99 y 20 o más caballos fiscales, aumentando la tasa progresivamente del primer al último nivel (de menos a más contaminantes). Y las diferencias pueden suponer sobrecostes de hasta el 900%. La media nacional de impuestos para vehículos de tracción mecánica es de 22,58 euros para el primer nivel y de 215,63 euros para los más contaminantes.


También se han detectado grandes diferencias entre las ciudades. Las ciudades con el impuesto más bajo para motores menos contaminantes (nivel 1) son Melilla, Zamora y Santa Cruz de Tenerife, con una tasa de 12,62 euros al año. La más cara es San Sebastián, donde se pagan 41,84 euros. Una diferencia de casi 30 euros. Para los más contaminantes, en las más baratas volvemos a encontrar a Melilla y Santa Cruz de Tenerife, donde el coste es de 112 euros. En el otro extremo vuelve a estar San Sebastián, con 351,06 euros.


En Castilla y León los impuestos más bajos están en Zamora y Palencia, para los coches menos contaminantes. Los más altos están en Valladolid, Salamanca y Segovia. Tener un coche de 8 caballos fiscales es el doble de caro en Valladolid que en Zamora. En los coches que generan más gases de efecto invernadero, las diferencias son menores y superan los 120 euros en todas las ciudades a partir de los 12 caballos.


Los vehículos eléctricos e Híbridos suelen tener derecho a una deducción del impuesto, que ronda entre el 50% y el 75% de descuento en la mayoría de las capitales. Cádiz es la capital de provincia con el mayor descuento para vehículos eléctricos, donde la deducción es del 100%. En el caso de Castilla y León, las reducciones para los coches eléctricos son del 75% en Zamora, León, Soria, Burgos, Salamanca y Valladolid. Y para los híbridos son también del 75% en Zamora (los cinco primeros años), Burgos (los seis primeros años), León y Valladolid y del 50% en Soria y los primeros cuatro años de matriculación del coche en Salamanca


Comentarios
Lo más