viernes. 30.10.2020 |
El tiempo

Verónica Casado asegura que no cerrará consultorios y ordenará "zona por zona"

Verónica Casado asegura que no cerrará consultorios y ordenará "zona por zona"
Verónica Casado asegura que no cerrará consultorios y ordenará "zona por zona"

Señala como actuaciones concretas las listas de espera, la renovación de las carteras de servicios, la desburocratización de consultas.

La consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, ha asegurado que no cerrará consultorios pero sí ordenarán "zona por zona", sobre todo en las que haya más problemas, para que sean "sólidas" y "bien dotadas" en lugar de mal y muy repartidas para evitar mantener los "parches" y en una solución a largo plazo, para que sirva en los próximos diez o 20 años.

Verónica Casado se ha expresado así en el marco de su comparecencia en las Cortes de Castilla y León para presentar las líneas de futuro de su departamento, con objetivos principales como la efectividad, la equidad, la eficiencia y la viabilidad del sistema, aunque ha señalado que algunas de las prioridades pasan por una mayor inversión y una transformación y ordenación de lo "urgente".

A este respecto, ha reiterado que no se van a "cerrar" consultorios y lo que se persigue es una reordenación, que supondrá ir "zona por zona", fundamentalmente allí donde haya más problemas, sin meterse tanto en los lugares que funcionen bien. En concreto, ha explicado que se trata de que las zonas sean "sólidas" porque prefieren unas zonas bien dotadas que otras que lo estén mal y además muy repartidas por el territorio.

Casado ha recordado que es el día 48 desde su toma de posesión, que no han tenido ni "100 días", y las soluciones que se han puesto en marcha en verano han sido "tipo parche", que no quieren que se prolonguen en el tiempo porque sino serían "indefinidas" sin una solución como la que se persigue, válida para los próximos diez o 20 años.

La consejera ha enmarcado todo ello en un Plan de Reordenación de la Atención Primaria, que será una prioridad y que suponga una reforma "zona a zona adecuada a sus peculiaridades", teniendo en cuenta el alto nivel de envejecimiento y la preponderancia de las enfermedades crónicas.

En este sentido, ha explicado que la comunidad científica determina que el mejor abordaje de estos pacientes se realiza a través de un modelo asistencial basado en la Atención Primaria, con especial relevancia de la prestación de cuidados por parte de los profesionales de enfermería y, por otra parte, ha señalado que la prestación de la asistencia sanitaria a los pacientes crónicos pluripatológicos tiene como fin acercar la atención al entorno del paciente, por lo que es necesario dirigir los esfuerzos a que los profesionales atiendan a los pacientes en sus domicilios y evitar así desplazamientos e ingresos hospitalarios innecesarios.

Todo ello, ha agregado, obliga a buscar un "nuevo modelo", sobre todo en Atención Primaria y más especialmente en el ámbito rural, consensuado con consejos de salud, ayuntamientos, sociedades científicas y colegios profesionales.

REORDENACIÓN

Para ello, ha explicado que será necesario reordenar el mapa sanitario y revisar las dotaciones de profesionales, con la integración gradual de los profesionales de área en los equipos de Atención Primaria e incrementar las plantillas de determinados profesionales como fisioterapeutas, trabajadores sociales, etcétera.

Asimismo, ha apuntado la necesidad de mejorar el equipamiento de los centros de salud y consultorios locales e impulsar el desarrollo de la profesión de enfermería. En el caso de Primaria, ha concretado que se va a revisar, homogeneizar y potenciar el modelo de clasificación a la demanda y también la consulta no presencial por enfermería, para lo que está previsto crear un Servicio de Cuidados de Enfermería.

Por otro lado, se pretende extender al ámbito rural de Primaria la consulta no presencial a demanda del paciente, que supone la posibilidad de que su demanda asistencial, en la medida de que esto sea posible, sea atendida telefónicamente; se potenciará la atención domiciliaria y se desburocratizarán las consultas mediante un plan destinado a que los profesionales se dediquen a "atender" a los ciudadanos y no a "rellenar papeles".

También ha explicado que se continuarán e impulsarán estrategias como las de atención al cáncer y al paciente oncológico, se desarrollará la organización de la atención al cáncer infantil, pero también se promoverá la libre elección de hospital, se potenciará la perspectiva de género desde la prevención de la enfermedad y la promoción de la salud, se luchará contra la violencia de género o se tratará de que las zonas de difícil cobertura dejen de serlo.

La consejera también se ha comprometido a disminuir las esperas de Atención Primaria y Hospitalaria, desde el punto de vista de la equidad y la accesibilidad, mediante el citado plan de reorganización de Primaria, un plan estratégico de la atención urgente que incluye la reordenación de la atención continuada en el medio urbano y el rural, el plan de urgencias y emergencias y el de urgencias hospitalarias.

Asimismo, para alcanzar este objetivo ha explicado que se continuará con el Plan Perycles, se extenderá la cita previa, las consultas telefónicas y las no presenciales, que haya consultas de alta resolución en todo los centros de especialidades y hospitales y la gestión a la demanda por enfermería.

REVISIÓN DE LAS CARTERAS DE SERVICIOS

Otras medidas que se llevarán a cabo con estos objetivos son las carteras de servicios homogéneas --se revisarán tanto las de Primaria como las de Hospitalaria--, servicios punteros de referencia para el resto de hospitales y coordinación entre Primaria y Hospitalaria e interhospitalaria de forma telemática.

En cuanto a las carteras de servicios, ha hecho hincapié en que en Primaria se orientará más a la promoción de la salud de forma más preventiva y comunitaria, pero que mejore también la capacidad de resolución y el acceso a pruebas diagnósticas. En Hospitalaria se establecerá una cartera por hospital para favorecer la libre elección de profesional y centro.

Otras medidas para reducir las listas de espera también tienen que ver con la eficiencia y, a este respecto, ha señalado se deben situar los problemas de acuerdo con el orden en que deben ser abordados. Así, ha explicado que en la actualidad la prioridad clínica permite determinar la inclusión de los pacientes en las listas de espera de consultas externas, pruebas diagnósticas y quirúrgicas y a lo largo de la legislatura se va a incidir en este aspecto y valorar si a la priorización clínica resulta posible incorporar factores sociales.

Otras medidas pasan por reducir la utilización intensiva de algunos servicios hospitalarios mediante la extensión e implementación de la "clasificación" en Atención Primaria para la atención a los pacientes que acuden a este nivel fuera del horario ordinario de los centros, según los niveles de gravedad y no por orden de llegada. Su puesta en marcha, al menos en un primer momento, se realizará en Puntos de Atención Continuada con actividad elevada.

A todas estas cuestiones, la consejera ha sumado el apoyo a la salud pública con diferentes planes para potenciar el rol de la persona y el paciente como responsable del cuidado de su salud o la seguridad alimentaria con una Red de Alerta Alimentaria 24/7.

Verónica Casado también ha hecho referencia a las nuevas tecnologías y los sistemas con los que trabaja Sacyl y, en este marco, ha anunciado que se ha solicitado la licitación de una plataforma que sustente el Observatorio Regional de Resultados en Salud, que permitirá el diseño y la gestión "ágil" de indicadores de desempeño para los profesionales y permita además la explotación de los datos clínicos del sistema Medora.

Comentarios
Lo más