domingo. 20.10.2019 |
El tiempo

La DGT inicia una campaña para evitar distracciones cuando se conduce

La DGT inicia una campaña para evitar distracciones cuando se conduce
La DGT inicia una campaña para evitar distracciones cuando se conduce

Suponen la primera causa de siniestralidad en Castilla y León.

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín Juárez, ha destacado esta mañana la importancia de la campaña de la Dirección General de Tráfico que persigue “concienciar a los conductores sobre un aspecto que, a mi juicio, es esencial para evitar accidentes: Cuando se conduce hay que poner todos los sentidos en lo que se está haciendo porque las distracciones provocan uno de cada tres accidentes mortales”.

Acompañada por el subdelegado del Gobierno en Valladolid, Emilio Álvarez; la coordinadora regional de la DGT, Inmaculada Matías, y el teniente coronel jefe del Sector de Tráfico de la Guardia Civil en Castilla y León, Rafael Aparicio, la delegada ha presentado esta campaña de vigilancia y concienciación que supone un control especial sobre distracciones al volante y que se llevará a cabo entre el 16 de septiembre, y el próximo domingo, día 22.

Mercedes Martín ha destacado que en un 34% de los accidentes mortales que se produjeron en 2018 en Castilla y León, la distracción aparece como primera causa, por delante de la velocidad (23%). Según ha dicho, “el uso del teléfono móvil durante la conducción aumenta hasta cuatro veces el riesgo de sufrir un accidente”.

Además, “cuando se conduce distraído hay muchas cosas que no se ven. Toda la atención que se preste al móvil, a encenderse un cigarrillo, a cambiar de sintonía en la radio, a programar el navegador… en definitiva, a cualquier otra cosa que no sea conducir, se la estamos quitando a la carretera”.

En 2018, un total de 1.205 accidentes con víctimas (heridos leves, graves y fallecidos) en Castilla y León, tuvieron como causa principal las distracciones, lo que supone un 28 % del total.

“Es estremecedor pensar”, ha destacado Mercedes Martín, “que de los 176 fallecidos que hubo en Castilla y León durante 2018 (incluyo aquí los que murieron en los 30 días posteriores al accidente), 57 estarían todavía vivos de no haber mediado una distracción al volante. Que de los 1.806 fallecidos en España, 578 seguirían con vida si se hubiera extremado la atención mientras se conducía”.

En este caso, la vigilancia efectuada por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil se complementará con medios de la patrulla de helicópteros y drones.

Comentarios