martes. 10.12.2019 |
El tiempo

El precio de los carburantes repunta hasta un 0,75% esta semana

El precio de los carburantes repunta hasta un 0,75% esta semana
El precio de los carburantes repunta hasta un 0,75% esta semana

Los precios de la gasolina y del gasóleo han repuntado esta semana hasta un 0,75%, asomándose así a los máximos en lo que va de mes de septiembre.

En concreto, el precio medio del litro de gasóleo se ha encarecido por segunda semana consecutiva, con un incremento del 0,75%, hasta situarse en los 1,209 euros, su nivel más alto desde mediados de agosto, según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea.

En lo que respecta al precio del litro de gasolina, esta semana ha subido un 0,15%, después del descenso que registró la semana anterior, para situarse en los 1,302 euros, tan sólo superado este mes por los 1,307 euros marcados en la primera semana de septiembre.

Este nivel de precios en los carburantes se registra en un entorno de precios del petróleo disparados, después de que el pasado lunes registraran su mayor alza en 30 años tras los ataques a varias refinerías en Arabia Saudí en el fin de semana.

No obstante, los precios publicados por el Boletín Petrolero de la UE cuentan con un decalaje, estando en vigor desde el pasado lunes, y la subida del petróleo tampoco se traslada directamente y con igual fuerza al precio del litro de carburante, ya que la materia prima representa en torno a un tercio del coste final de la gasolina y los gasóleos.

Así, el barril de crudo Brent, de referencia en Europa, cotizaba este jueves por encima de los 65 dólares, unos cinco dólares más que hace siete días, mientras que el Texas americano se intercambiaba a 59,3 dólares, unos cuatro dólares más que hace una semana.

La gasolina sigue estando más barata en España que en la media de la UE y la zona euro. Así, el combustible Euro-Súper 95 se sitúa en 1,409 euros y 1,448 euros, respectivamente, mientras que el litro de gasóleo cuesta de media 1,326 euros en la UE y 1,325 en la eurozona.

El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos y a los gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal, en general, que la media comunitaria.

Comentarios