lunes. 09.12.2019 |
El tiempo

El CB Zamora comienza el curso con el pie izquierdo

El CB Zamora comienza el curso con el pie izquierdo
El CB Zamora comienza el curso con el pie izquierdo

Los de Saulo Hernández no consiguieron mostrarse superiores en ningún momento en su visita a tierras riojanas, cediendo un choque donde los locales dominaron en todo momento.

Comenzar la liga fuera de casa nunca es sencillo. Así lo ha podido vivir en sus propias carnes un CB Zamora que llegaba a tierras logroñesas para intentar empezar la competición con el pie derecho, y se dio de bruces con un rival que le superó en todo momento.

El Bodegas Rioja comenzó el choque bien plantado. Los de Saulo Hernández movieron el balón, pero los fallos al lanzar y la buena defensa local les privaba de anotar con más facilidad. Por su parte, los logroñeses circulaban la bola por el perímetro y encontraban huecos para dejar a alguno de sus jugadores con situaciones favorables.

Así transcurrió un primer cuarto que terminó con un marcador de 21-12 con signo local. El segundo tuvo las mismas características, mostrando a un Bodegas Rioja cómodo en el parqué y que no veía peligrar su ventaja contra un CB Zamora que no tenía fortuna en ataque y que realizaba bajo presión varios lanzamientos y se chocaba contra la defensa. Así se llegó al descanso, con una ventaja de más catorce puntos para los riojanos, que veían en su pabellón un 40-26 en la primera jornada liguera de LEB Plata.

Los primeros minutos del segundo tiempo volvieron a mostrar a un Zamora muy flojo en la parcela defensiva, dejando al Bodegas Rioja moverse por el interior con facilidad y consiguiendo ventaja en las marcas personales. Además, en la otra parte de la pista los de Saulo seguían fallando al lanzar, consiguiendo entrar con poco peligro bajo el aro y moviendo el balón por fuera sin provocar demasiada sensación de peligro al lanzar desde línea de tres. Finalmente, el tercer cuarto llegó a su fin con un contundente 56-36 que dejaba a los viriatos casi sin esperanzas.

El último tramo del choque no tuvo grandes destellos de juego. Los zamoranos trataron de recortar distancias, pero los logroñeses se mantuvieron firmes y secaron las intenciones visitantes sin demasiada dificultad. Intentonas que no tuvieron a la fortuna de aliada, pues los jugadores de Saulo Hernández no consiguieron dar con la tecla para conectar desde el perímetro. 79-55 final y un toque de atención para el Zamora, que tendrá que cambiar las sensaciones de cara a la siguiente jornada para demostrar todo su poderío en su cuarta temporada consecutiva en LEB Plata.

Comentarios