jueves. 06.08.2020 |
El tiempo

SATSE denuncia que “solo el 5 por ciento de altos cargos sanitarios están ocupados por enfermeras y enfermeros”

SATSE denuncia que “solo el 5 por ciento de altos cargos sanitarios están ocupados por enfermeras y enfermeros”
SATSE denuncia que “solo el 5 por ciento de altos cargos sanitarios están ocupados por enfermeras y enfermeros”

El Sindicato de Enfermería subraya el hecho objetivo de que los recientes nombramientos de enfermeras y enfermeros en altos cargos se han producido en comunidades autónomas gobernadas por el PSOE, por lo que pide a sus compañeros de partido en otras autonomías, así como al resto de formaciones políticas con independencia de sus siglas, que sigan su ejemplo.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, considera un avance los recientes nombramientos de enfermeras y enfermeros en puestos de responsabilidad en las consejerías y servicios de salud de varias comunidades autónomas, aunque apunta que sigue siendo claramente insuficiente al constatarse que sólo en torno a un cinco por ciento del total de altos cargos en las administraciones sanitarias de nuestro país es ocupado por estos profesionales.

SATSE señala que, después de muchos años de casi nula presencia de enfermeras y enfermeros en altos puestos de responsabilidad sanitaria, varias comunidades autónomas se han mostrado sensibles a la demanda histórica y reiterada de la organización sindical y han elegido a estos profesionales para ostentar destacados cargos. Una inclusión de enfermeras y enfermeros en los organigramas directivos que se ha producido, en algunos casos, como consecuencia de la creación de una Dirección General de Cuidados para dar mayor importancia a las políticas encaminadas a mejorar los cuidados que reciben los pacientes y ciudadanos a lo largo de toda su vida.

En concreto, en Castilla-La Mancha, Asturias y la Rioja se han creado sendas Direcciones Generales de Cuidados y en Cantabria, una Subdirección de Cuidados, mientras que una enfermera es la consejera de Salud de Baleares, otra es viceconsejera de Salud y Familias en Andalucía y un enfermero es director gerente del Servicio Navarro de Salud.

No obstante, la organización sindical lamenta que la llegada de enfermeras y enfermeros a altos puestos de responsabilidad administrativa se esté produciendo “a cuentagotas”, teniendo en cuenta, además, su importante presencia cuantitativa y cualitativa en nuestro sistema sanitario.

“Es muy llamativo que las enfermeras y enfermeros constituyan el colectivo profesional con mayor presencia en nuestro sistema sanitario público, siendo alrededor del 40 por ciento del total de los profesionales sanitarios y que solo un cinco por ciento de los más de 170 altos cargos existentes, en la actualidad, en las consejerías y servicios de salud sean ocupados por los mismos”, apuntan desde el Sindicato.

SATSE, que agradece y valora que otras organizaciones se hayan sumado a su demanda de crear direcciones generales de cuidados y de que sean enfermeras y enfermeros los que ocupen altas responsabilidades de gobierno, subraya el hecho objetivo de que los recientes nombramientos se han producido en comunidades autónomas gobernadas por el PSOE, por lo que pide a sus compañeros de este partido en otras autonomías, así como al resto de formaciones políticas, con independencia de sus siglas, que sigan su ejemplo.

Además de a nivel autonómico, SATSE ha vuelto a reclamar que, tras las elecciones generales del 10 de noviembre, el futuro ministro o ministra de Sanidad incluya una Dirección General de Cuidados en la estructura orgánica del departamento ministerial, con una enfermera o enfermero al frente, ya que este profesional reúne la formación, cualificación y competencias más idóneas para impulsar y desarrollar las políticas y acciones que posibiliten los objetivos que se marque este órgano administrativo.

Según SATSE, la creación de esta Dirección General a nivel nacional constituiría un avance importante para impulsar y mejorar los cuidados en el sistema sanitario público como respuesta a las necesidades actuales de carácter sanitario y sociosanitario que tiene la población española que cada vez cuenta con más personas mayores, dependientes y con enfermedades crónicas.

Comentarios
Lo más