sábado. 07.12.2019 |
El tiempo

Universidad

La USAL se adhiere a la Declaración de Emergencia Climática: “Será un cambio cultural esforzado pero necesario”

La USAL se adhiere a la Declaración de Emergencia Climática: “Será un cambio cultural esforzado pero necesario”
La USAL se adhiere a la Declaración de Emergencia Climática: “Será un cambio cultural esforzado pero necesario”

El Estudio salmantino se ha comprometido a adoptar diferentes medidas para reducir la emisión de gases de efecto invernadero al 0% en 2050 y para luchar contra el cambio climático.

La Universidad de Salamanca ha firmado en la mañana de este jueves, 26 de septiembre, la Declaración de Emergencia Climática, que implica la urgencia de tomar medidas concretas para reducir el calentamiento climático y defender el futuro del planeta.

Los encargados de suscribir el acuerdo han sido el rector del Estudio salmantino, Ricardo Rivero, y una de las representantes de Fridays For Future en Salamanca, Paula María Reyes Carrasco. Ambos estuvieron acompañados por varios de los componentes del movimiento así como por representantes de la Oficina Verde de la USAL y por la vicerrectora de Estudiantes y Sostenibilidad, Ana Belén Ríos.

Tal y como explicó el rector, la USAL no ha dudado en sumarse a “todos los compromisos” que representa el movimiento de Fridays For Future, “tan necesario y oportuno” puesto que no dejan de recibirse “noticias alarmantes” sobre el cambio climático, asegurando que “no es exagerado hablar de emergencia climática” cuando escuchamos los peores pronósticos sobre las posibles consecuencias devastadoras.

Por su parte, Paula Reyes insistió en que la USAL se adhiere a la Declaración de Emergencia Climática en el momento preciso, ya que septiembre es “un mes importante para el Planeta”, tal y como han demostrado los diferentes eventos y manifestaciones que ha habido y que habrá, siendo la gran convocatoria este próximo viernes.

Eso sí, la representante de Fridays For Future valoró que el acuerdo firmado ha de estar seguido con acciones que lo apoyen a nivel local, puesto que las mismas repercutirán a nivel global. De hecho, también ha recordado que España es uno de los países que se verá particularmente afectado por el cambio climático, ya que el riesgo de que se multipliquen las catástrofes ambientales en nuestro país -ya sean incendios forestales hasta el aumento de las olas de calor extremas pasando por el aumento del nivel del mar- es muy alto.

La Universidad de Salamanca, además se une así a otras instituciones de educación superior que tanto en España como en el mundo ha suscrito esta Declaración de Emergencia Climática. De hecho, la previsión de Fridays For Future es que más de 10.000 instituciones en todo el mundo se terminen uniendo al movimiento a lo largo de este año y que el cambio climático se convierta en “una prioridad de las políticas universitarias”.

A esto último es, precisamente, a lo que se ha comprometido el Estudio salmantino, quien ha acordado desarrollar una “batería de acciones muy ambiciosa” tanto en su política como en sus planes estratégicos de alimentación, energía o espacios verdes, entre otros muchos ámbitos.

Un “cambio cultural” que será esforzado pero que es necesario


Paula reyes ilustró algunos de los cambios que adoptará el Estudio salmantino, como ofrecer más opciones vegetarianas y veganas en sus diferentes cafeterías además de reducir la dieta cárnica; reducir el plástico en las máquinas expendedoras; usar sólo agua de las fuentes e ir reduciendo las máquinas expendedoras de agua hasta su desaparición; o eliminar todos los plásticos de un solo uso.

Esas son algunas de las medidas que, progresivamente, se irán introduciendo en los diferentes espacios universitarios con el objetivo de llegar al 0% de emisiones en 2050. Para ir asegurándose de ello, también se implantarán diferentes pasos que permitan ir certificándolo, con la medición de la huella de carbono como “medida por excelencia”.

Además, también se reducirá el parque móvil y se potenciará el uso de vehículos alternativos; se impartirá a los docentes la formación necesaria para que estos eduquen al alumnado con una perspectiva ambiental; igualmente, se reducirá el papel utilizado y se incentivará el compost; y, asimismo, se incentivarán huertos en todas las facultades así como otras medidas para absorber el CO2, tal y como puede ser la reforestación.

La representante de Fridays For Future en Salamanca manifestó que tienen “experiencias agridulces” con los acuerdos no vinculantes, si bien confían en la Universidad de Salamanca para su cumplimiento, algo que refrendó Ricardo Rivero, quien aseveró que es “un cambio cultural que necesitamos y que será esforzado”.

Por ello, el rector valoró que se ha de estar pendiente en cada gesto y pidió a los miembros del movimiento ayuda para lograr todos los objetivos, ya que “solo si toda la sociedad se conciencia de que cambiando algunas de nuestras costumbres podemos contribuir que los efectos se atenúen, se puede producir esa minoración”.

De la misma manera, Rivero afirmó que la Oficina Verde de la USAL tiene que jugar un “papel decisivo” a la hora de lograr todos esos cambios, como lo está siendo a la hora de incorporar a la planificación estratégica del Estudio salmantino los objetivos de desarrollo sostenible.

“No va a ser fácil, no todo se va a poder realizar a corto plazo, pero nos comprometemos a hacerlo como una tarea continuada”, prosiguió el rector, quien terminó agradeciendo a todos los estudiantes allí presentes su compromiso social, que ahora es parte de toda la Universidad de Salamanca.

Una Facultad de Ciencias Agrarias y Ambientales sin parking y que será “radicalmente sostenible”

Entre las medidas que ya la Universidad de Salamanca está aplicando está la no construcción de un parking en la nueva Facultad de Ciencias Agrarias y Ambientales, algo que acordaron con los responsables del centro, puesto que el mismo ha de ser “un modelo de sostenibilidad”.

Por ello, además de las acciones transversales que se desarrollarán en todos los campus, se siguen tomando medidas particulares sobre la nueva facultad para convertir el edificio en “un ejemplo” al ser “radicalmente sostenible”, partiendo de la climatización y pasando por todos los aspectos que necesite la sociedad. “Es una oportunidad para ensayar un nuevo modelo de infraestructura universitaria”, aseguró el rector, quien también afirmó que “nunca se ha diseñado un edificio universitario con tanta sostenibilidad ambiental”.

“Greta es una cara más, nosotros tenemos que enfocarnos en lo que esté en nuestras manos”


Al ser preguntada, Paula Reyes valoró que Greta Thunberg, pese a ser la más visible del movimiento Fridays For Future, es “una cara más”, tal y como se ha demostrado en diferentes eventos cuyo objetivo es el fin del cambio climático. “Ese es el objetivo final, todos estamos luchando contra eso, independientemente de Greta, y tenemos que enfocarnos en lo que esté en nuestras manos”, prosiguió la representante del movimiento en Salamanca.

“Estamos trabajando con la Universidad y lo esperamos hacer con el Ayuntamiento, porque es una lucha constante que, desde el punto de vista local, tiene efectos en la lucha global”, prosiguió Paula Reyes, quien también consideró que todas las luchas en conjunto supondrán una medida de presión para los países “que no quieren cambiar su estilo de vida”.

Comentarios