Buen rival. Puede ser la salida más complicada, sus datos están ahí. Fuera de opiniones, lleva 24 partidos sin perder en casa, con 48 goles a favor y 6 en contra. Los números hablan por sí solos.

Ganar para dar un golpe sobre la mesa. Estamos en Tercera y seguiremos aquí hasta junio, por lo menos. Es verdad que hemos ganado a Segoviana, Astorga y Ávila, pero una de las señas de identidad de este equipo es la humildad a la hora de afrontar los partidos, ante todos los rivales, y gracias a eso estamos logrando estos resultados. No tengo dudas que seguiremos siendo humildes ganemos o no este sábado.

Sensación que le transmite la afición. La semana del partido Becerril fui al centro después del partido a cenar y los seis socios que me crucé me felicitaron por el buen partido que hizo el equipo. Es verdad que los que no están de acuerdo quizás no me lo dicen. Pero yo percibo que la gente en general está encantada con el equipo, con lo que transmite. Y hay un dato claro, y es que se ha batido el récord de socios. Está la gente entusiasmada y todos los zamoranos queremos ver al Zamora en Segunda B. Para eso tenemos que hacer muy bien las cosas. Todos queremos ganar en Soria y que el equipo siga rindiendo bien.

Nivel del rival. Ha perdido jugadores importantes, pero ha fichado a los mejores sub23 del grupo: al mejor de la Arandina, de la Segoviana, del Cristo, del Tordesillas… Jugadores que tienen una gran proyección. Además, han subido dos jugadores del juvenil que ha quedado campeón en un grupo duro de División de Honor. Me gusta el perfil de jugadores que tienen. Sus números hablan por sí solos.

Forma de afrontar el partido en lo táctico. El partido tiene matices diferentes al del año pasado y en cada partido valoramos la estrategia operativa a desarrollar, cuál es la idónea, y buscamos qué futbolistas son los idóneos en base a las características del adversario. El adversario sí tiene un aspecto similar al año pasado en cuanto a las transiciones ofensivas, a la contra, y esta temporada ha marcado varios goles así. Pero luego tienen matices diferentes. No hay partidos iguales. Valoraremos qué es lo mejor.

Claves. Primero debemos controlar esas situaciones de transición ofensiva que tan bien desarrollan ellos. Después debemos neutralizar ese ataque posicional, pero a diferencia del año pasado, su juego en ataque posicional tiene una mayor verticalidad, a la espalda del rival, con mucha velocidad. Sí es verdad que nos encontraremos una estructura defensiva diferente a lo que nos hemos encontrado hasta ahora. La manera de defender es diferente a todo lo anterior en estas siete jornadas. Tendremos que adaptarnos a eso para saber atacarlo.

Un año en el Zamora. Muy feliz aquí, muy feliz en el día a día, con el grupo humano de la temporada pasada. También con el grupo humano de este año, que con 67 sesiones puedo decir que los conozco bien. Muy feliz del cuerpo técnico que me rodea, trabajando con humildad. Muy feliz con todo el entorno del club. Ya es un año de convivencia con los que me cruzo día a día, me siento respetado, valorado. Me siento orgulloso de la decisión que tomé de venir aquí y fue un gran acierto empezar a formar parte de este club.

Comentarios