miércoles. 20.11.2019 |
El tiempo

La Diputación aprueba sus cuentas generales del 2018 bajo las acusaciones de "partidismo"

La Diputación aprueba sus cuentas generales del 2018 bajo las acusaciones de "partidismo"
La Diputación aprueba sus cuentas generales del 2018 bajo las acusaciones de "partidismo"

La aprobación de las cuentas generales de 2018 se ha realizado mediante moción de cara a la redacción de los nuevos presupuestos. 

 El pleno de la Diputación de este viernes ha procedido a la aprobación de las cuentas generales del pasado ejercicio del 2018. Una moción que ha obtenido el beneplácito del equipo de gobierno, siete votos en contra del Partido Socialista y cinco abstenciones del grupo de Izquierda Unida. Los socialistas han mostrado su negativa puesto que, en palabras de su portavoz, Eduardo Folgado, la institución "pecó de partidista en las cuentas de 2018 usando los remanentes para aquellos ayuntamientos en los que gobierna el Partido Popular".

A esta negativa se suma la abstención de Izquierda Unida que "aunque las cuentas estén bien, técnicamente hablando, y se haya saldado la deuda con los bancos, se ha comprometido una deuda mayor con los zamoranos". Con estas palabras la portavoz de IU, Laura Rivera, recriminaba la inversión realizada en servicios correspondientes a la Junta y "la escasa inversión por el desarrollo de Zamora pese a tener dinero de sobra en el banco" reiterando su abstención "por las políticas que han lastrado a esta provincia".

El vicepresidente de la Diputación, José María Barrios, defendió por su parte las cuentas aprobadas pese a dar la razón a la inversión en servicios correspondientes a la Junta y no a la Diputación, no sin antes aclarar que sí se está trabajando para transferir dichos gastos a la administración que le corresponde. Respecto a las acusaciones de "partidismo" del equipo socialistas, Barrios invitó a Folgado a preguntar a los ayuntamientos socialistas "si no han tenido dinero cuando lo han necesitado".

Palabras a las que se sumó el presidente de la Diputación asegurando "que ninguna inversión ha sido paralizada y muchas se encuentran aún en ejecución" además de poner de manifiesto la voluntad "de mostrar mayor transparencia en esta legislatura", siendo la primera como presidente.


En otro orden de cosas, la Diputación mostró unanimidad en cuanto a declarar la emergencia climática, bajo la promesa de Requejo de aplicar la huella de carbono a la institución, lo que la convertiría en la primera de España en hacerlo. Del mismo modo fue aprobada por unanimidad la moción referida a declarar Patrimonio Inmaterial la relación médico paciente.


Comentarios