sábado. 07.12.2019 |
El tiempo

SATSE exige la jornada de 35 horas "sin discriminación alguna entre los empleados públicos"

SATSE exige la jornada de 35 horas "sin discriminación alguna entre los empleados públicos"
SATSE exige la jornada de 35 horas "sin discriminación alguna entre los empleados públicos"

El Sindicato de Enfermería reclama que no haya discriminación alguna a la hora de aplicar esa jornada entre unos empleados públicos y otros porque el aumento de horas de trabajo en 2012 significó que las enfermeras y fisioterapeutas fueran las más perjudicadas por la medida.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Castilla y León se ha concentrado esta mañana en la puerta del Hospital de Segovia para exigir a la Junta de Castilla y León la vuelta efectiva y real ya de la jornada de 35 horas para las enfermeras y fisioterapeutas de la Comunidad, profesionales que fueron los mayores perjudicados por el incremento de la jornada laboral a los empleados públicos en el año 2012.

La secretaria general de SATSE Castilla y León, Mercedes Gago, ha reiterado en esta concentración de ámbito autonómico que la vuelta a la jornada de 35 horas “debe ser efectiva y real para todos los empleados públicos de la Junta de Castilla y León” y ha insistido en que “no debe haber discriminación alguna en función del sector en el que trabajen”, como ha venido sucediendo, ya que al aplicarse la jornada estival de 35 horas para los empleados públicos de la Administración regional quedaron fuera los de sanidad, que sólo obtuvieron tres días libres que sólo podían disfrutar al final de año y en el primer trimestre del año 2019.

Gago ha recordado que los profesionales sanitarios del turno rotatorio fueron los más afectados con la jornada de 37,5 horas, ya que al acumular el incremento de jornada en jornadas completas perdieron entre 11 y 16 días de descanso anuales. “Esto equivale a no poder disfrutar de ningún día festivo a lo largo de año”, ha añadido Gago, que ha precisado que este aumento de jornada “supuso para estos profesionales una mayor dificultad para poder conciliar su vida familiar y laboral”.

El Sindicato de Enfermería de Castilla y León ha puesto de relieve que esta es la Comunidad que peor retribuye a sus enfermeras, la que más problemas de conciliación de su vida laboral y familiar les plantea y que menos permisos de formación concede, por lo que ese aumento de la jornada laboral ha hecho que esta sea la más elevada de todos los servicios de salud españoles.

Comentarios