domingo. 17.11.2019 |
El tiempo

El emotivo mensaje de Emilio Merchán tras su ‘accidentada’ participación en el Mundial de China

El emotivo mensaje de Emilio Merchán tras su ‘accidentada’ participación en el Mundial de China
El emotivo mensaje de Emilio Merchán tras su ‘accidentada’ participación en el Mundial de China

El palista zamorano tuvo problemas desde el principio y quiso agradecer con un emotivo mensaje en su perfil oficial de Facebook el apoyo de todo su entorno.

Emilio Merchán afrontaba en las últimas horas su enésima participación en una prueba internacional. En este caso, el palista zamorano competía en la nueva categoría denominada ‘short race’, una nueva modalidad para él que afrontaba con mucha ilusión. Eso sí, el resultado no fue el deseado. Merchán tuvo problemas desde el primer momento en la prueba y acabó en la zona trasera de la clasificación. El palista zamorano redactaba esta emotiva carta una vez que se finalizaba su participación en el Mundial.

“Como se puede derrumbar un sueño, el trabajo y el esfuerzo de mucho tiempo en un segundo. Pero el deporte es así. Muchas veces he vivido la cara dulce y como en esta ocasión la más amarga también, no es nuevo para mí, pero no por eso duele menos...

Rodeado como veis de gente que hace todo por su amigo, por su marido y por su hermano, con muchísimos más detrás de la pantalla animando y en este caso sufriendo. Sé que para vosotros está bien, siempre lo que haga está bien, pero para mí no, no puedo estar ni orgulloso ni contento. Todo lo que me podía pasar malo en la prueba me pasó; menos volcar, que estuve a punto también.

Resumen rápido de la prueba. En la primera ciaboga recibí un golpe por detrás y me salté una boya de recorrido. Tuve que parar, dar hacia atrás y cogerla bien. Ya estaba último de toda la prueba y con la piragua llena de agua. Empieza el calvario. Llego al primer porteo, intento sacar el agua, mientras corro golpeó la piragua y la rompo, con lo cual de ahí a meta siempre con la piragua llena da agua. Fin.

Mil gracias a todos por estar siempre ahí, más ahora porque me siento muy querido y arropado. Aunque lo que sienta dentro de mi nadie pueda entender”.

Comentarios
Lo más