El tocomocho es una estafa tradicional. La estafa suele desarrollarse en lugares de tránsito dónde una persona aborda a la víctima manifestando tener un billete de lotería premiado y que por alguna causa no puede cobrar. El estafador ofrece a la víctima venderle el boleto por menos dinero del que corresponde al premio.

Para dar mayor credibilidad al timo irrumpirá un segundo estafador que hace de gancho y suele afirmar la autenticidad del premio exhibiendo un listado de boletos premiados en un periódico.

Esto es lo que le ocurrió a una mujer en los últimos días en Zamora capital, en concreto en la zona del barrio de Pinilla. Un individuo le ofreció un boleto de lotería supuestamente premiado y la mujer acudió a su banco para retirar el dinero requerido por el estafador (cerca de diez mil euros). Además, y para poder llegar a la cantidad exigida, la mujer también ofreció al individuo varias de las joyas que tenía en su hogar.

Al darse cuenta de la estafa, advirtió a sus familiares, que acudían a la comisaría de la Policía Nacional para denunciar los hechos. Los agentes trabajan desde entonces para intentar dar con el paradero de las personas que perpetraron el timo.

Comentarios