viernes. 06.12.2019 |
El tiempo

La Junta insta a que se incorporen las denominaciones de origen de Castilla y León en el acuerdo UE-China

La Junta insta a que se incorporen las denominaciones de origen de Castilla y León en el acuerdo UE-China
La Junta insta a que se incorporen las denominaciones de origen de Castilla y León en el acuerdo UE-China

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, ha participado este martes por videoconferencia en el Consejo Consultivo de Política Agrícola Comunitaria, presidido por el ministro Planas. En este Consejo se abordan los asuntos que se tratarán el próximo 18 de noviembre en el Consejo de Ministros de Agricultura de la UE que se celebrará en Bruselas.

Los aspectos medioambientales de la nueva PAC

En el marco del análisis de las propuestas normativas presentadas por la Comisión Europea sobre la PAC post 2020, se seguirá avanzando en los aspectos medioambientales de la reforma.

En este caso, el futuro Plan Estratégico de la PAC, que será necesario que elabore cada Estado miembro para su aprobación por la Comisión Europea, será el instrumento básico para la implementación de la nueva PAC en el próximo periodo de planificación, la PAC post 2020.

La nueva PAC va a tener un importante compromiso medioambiental, que deberá ser compatible con la actividad de nuestros agricultores y ganaderos, como ha planteado el consejero Carnero en el Consejo. Se está intentando delimitar bien un porcentaje de gasto anual o bien una cantidad fija anual de financiación en el Plan Estratégico que vaya orientado a la mejora medioambiental. Este porcentaje o esta cantidad fija se obtendrá de un paquete de intervenciones o medidas del Plan Estratégico que una vez acordadas por todos los estados miembros puedan ser utilizadas para el cumplimiento de dicho porcentaje o cantidad fija de financiación para abordar el reto medioambiental.

El consejero Jesús Julio Carnero ha manifestado que “sea un porcentaje o sea una cantidad fija, lo importante es que no debe ser una limitación para el desarrollo de la actividad agraria”. En su posición el pago básico a la renta del primer pilar debe computar para el paquete medioambiental, ya que el apoyo a la renta “es un buen argumento para la sostenibilidad de la actividad agraria y por lo tanto para evitar el abandono de la producción, abandono que arrastraría el despoblamiento de nuestros pueblos con efectos medioambientales muy negativos”.

También ha indicado que en el segundo pilar hay múltiples intervenciones que afectan al sector agrario con efectos muy positivos en el medioambiente, como las medidas agroambientales y el apoyo a las inversiones en el uso del agua en regadío, con ahorros en este elemento y en energía.

Ha recordado también que la aplicación de los Eco-esquemas en el primer pilar debe ser prudente y en todo caso el pago básico a la renta debe suponer un porcentaje alto de los recursos financieros del primer pilar. “En nuestra posición el 80%”, ha manifestado el consejero.

La normativa de transición cubrirá el retraso de la puesta en marcha de la nueva PAC

Es evidente la dificultad para la aplicación de la nueva PAC el 1 de enero de 2021, como inicialmente propuso la Comisión Europea. Castilla y León ha reclamado en varias ocasiones la necesidad de una normativa específica que regule la transición entre la PAC actual y la nueva PAC. En el próximo Consejo de Ministros de Agricultura de la UE se presenta una propuesta que permite un año más de prórroga, de forma que el año 2021 seguirá computando en el periodo actual, tanto en pagos directos, con sus respectivos derechos, como asumiendo compromisos en el segundo pilar. No obstante, como aún está pendiente la determinación del Marco Financiero europeo para el próximo periodo de programación, el consejero Carnero ha instado al ministro Planas a defender el mantenimiento de los fondos actuales de la PAC.

Acuerdo UE-China de reconocimiento y protección mutua de denominaciones de origen

El consejero Carnero, ha manifestado que el anuncio del final de las negociaciones bilaterales entre la Comisión Europea y China para llegar a formalizar el Acuerdo por el que se protegerán 100 denominaciones de origen e indicaciones geográficas europeas en ese país, supone una desagradable sorpresa tras comprobar que entre las figuras de calidad que se van a reconocer en China sólo doce son españolas y ninguna de Castilla y León.

Llegar a acuerdos de este tipo es sumamente importante y muy positivo, ya que suponen ventajas comerciales recíprocas de productos de calidad por ambas partes. Por lo tanto, no se puede discriminar a una Comunidad Autónoma con una alta especialización en productos protegidos por la UE como es Castilla y León, que cuenta con 17 denominaciones de origen y 19 indicaciones geográficas.

China es el segundo destino de las exportaciones agroalimentarias de la UE, más de 12.000 millones de euros al año. También es el segundo destino de las exportaciones de la UE de los productos protegidos con denominaciones de origen e indicaciones geográficas, que representan el 9% de su valor.

El Acuerdo, que aún no está formalizado porque tiene que ser aprobado en el Parlamento Europeo y en el Consejo, tendría su entrada en vigor previsiblemente a finales de 2020. En este acuerdo se incluye una primera fase de cuatro años a partir de la cual entrarían en una segunda fase otras 175 denominaciones de origen e indicaciones geográficas europeas, entre las cuales se encuentran 36 españolas, cinco de Castilla y León: cuatro vínicas como son Bierzo, Ribera del Duero, Rueda y Toro. Y jamones y paletas ibéricas de la Denominación de Origen Guijuelo, aunque estas no se reconocerían hasta 2024.

El consejero Carnero ha planteado al ministro Planas la necesidad de tratar con el comisario Hogan adelantar a la primera fase la inclusión de las denominaciones de origen de Castilla y León previstas para la segunda fase e incluir en la segunda aquellas otras que quieran exportar a China, puesto que aún no se ha formalizado el acuerdo bilateral.

Comentarios