viernes. 06.12.2019 |
El tiempo

Fútbol | Tercera

Tarde atípica pero de disfrute para la afición rojiblanca

Tarde atípica pero de disfrute para la afición rojiblanca
Tarde atípica pero de disfrute para la afición rojiblanca

Los asistentes al Ruta de la Plata se encontraron con un duelo donde los suyos fueron superiores en todo momento y en el que el acoso y derribo se tradujo en un 5-2 que pudo ser mayor para sus intereses. 

Jugar un encuentro un miércoles de noviembre a las 20:30 horas no es lo habitual para el aficionado rojiblanco. Pero la visita del Salamanca UDS ‘B’, uno de los equipos llamados a estar en la zona de playoff merecía la pena. Y se demostró con la entrada de 1245 espectadores al estadio.

A los pocos minutos la grada ya estuvo a punto de cantar gol en un resbalón del guardameta visitante que dejó a Escudero muy cerca de tocar el esférico y mandarlo a las redes. Sin embargo, no tuvieron que esperar mucho más para celebrarlo.

A los trece minutos Sergio García llegó a línea de fondo, mandó un pase de la muerte y Escudero anotaba el primero de la tarde para disfrute local. El Salamanca firmó el empate en un córner que quedó muerto y Vargas, siendo el más listo de la clase, puso el 1-1.

El empate no achicó al Zamora y Sergio García volvió a aparecer para arrancar los aplausos de los seguidores cinco minutos después. El delantero anotó el 2-1 sin complicaciones gracias a un pase que le dejó la portería libre. Y dos minutos después llegó el 3-1 de Dani Hernández tras un pase al área de Escudero desde la banda izquierda que Garban mandó al larguero y que el capitán tuvo que rematar. Primera parte de disfrute e ilusión en el Ruta de la Plata.

Los asistentes siguieron disfrutando el resto de minutos gracias al juego ofensivo de los de David Movilla que siguió traduciéndose en ocasiones de peligro con sello local.

El paso por los vestuarios se tradujo en un juego más lento que apaciguó las voces de los inquilinos del Ruta de la Plata. Sin embargo, los canticos desde el fondo, unidos al sonido del bombo, seguían evidenciando la importancia del choque.

Aplausos y murmullos que volvieron a sonar al borde de la hora de juego con un fuera de juego señalado a Escudero cuando estaba en un mano a mano contra Martín Cascajo, quien entró al filo del descanso tras la lesión muscular del portero titular salmantino. Un Escudero que se pasó de solidario en la siguiente jugada cuando, escorado pero con opción de disparo, se la cedió a un Sergio García que no pudo llegar pero que se ganó los aplausos y el reconocimiento de la afición viriata.

Las reprimendas también tuvieron lugar en el Ruta, concretamente tras una dura entrada de Medina a Coque que se saldó con una tarjeta amarilla pero que se quedaba corta para la grada. Pero el cabreo volvió a dejar paso a los aplausos felices con la sustitución de un Escudero que se marchó ovacionado del terreno de juego.

Escudero dejo paso a Rubiato, quien cumplía años y pudo marcar en un penalti que le detuvo Cascajo. A pesar de ello, Piña fue el encargado de poner el 4-1 en el córner posterior al rematar dentro del área pequeña una segunda jugada sin nadie que le defendiese.

A los goleadores terminó por sumarse Rubiato, celebrando su aniversario de la mejor manera. El delantero aprovechó un pase de la muerte de Coque para rematar un balón que se coló entre las piernas de Cascajo para disfrute del graderío.

El Salamanca terminó por maquillar el resultado en la jugada posterior con un remate de Altube en el corazón del área ante el que nada pudo hacer Jon Villanueva, pero que no provocó inquietud en un Ruta de la Plata que era consciente de que los tres puntos ya estaban en su bolsillo.

Unos aficionados que ya piensan el duelo que tendrá su equipo el domingo en casa de La Bañeza y en el que esperan sumar otro tres puntos para firmar su decimotercera victoria consecutiva.

Comentarios