jueves. 12.12.2019 |
El tiempo

“Sociales y de continuidad”, así son los presupuestos del Ayuntamiento para 2020

“Sociales y de continuidad”, así son los presupuestos del Ayuntamiento para 2020
“Sociales y de continuidad”, así son los presupuestos del Ayuntamiento para 2020

El Ayuntamiento ha presentado un presupuesto continuista tras ser rechazado el proyecto de 2019.

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Zamora ha presentado este jueves sus nuevos presupuestos de cara a 2020. Un proyecto que dará continuidad a los presupuestos de 2019 que no llegaron a salir adelante. El proyecto para el próximo año sienta sus bases en un incremento de la inversión en políticas sociales y en materia de empleo “para dar solución a los problemas de la sociedad zamorana”, tal y como ha destacado el concejal de Hacienda, Diego Bernardo.

El nuevo presupuesto, además de cohesionarse con el proyecto no aprobado, presenta una línea de futuro con inversiones a cuatro años vista, de manera que se mantiene “la línea financiera del anterior mandato”. El aumento en el presupuesto se cifra en un 3% pasando de 57 millones a 59 millones.

La inversión se fijará a través de los remanentes de tesorería del próximo año siendo inversiones sostenibles actuaciones como es el Parque de Bomberos, el Mercado de Abastos. Se suma además el Centro Cívico, no incluidos puesto que se licitará unilateralmente por la Junta, además del Museo de Semana Santa, junto con las aceras y el proyecto de saneamiento “que será una realidad el próximo año”.

Además de la inversión a base de remanentes, la inversión también llega a cargo del “ahorro adquirido por este equipo de Gobierno durante los últimos cuatro años, entre otras razones, por el techo de gasto”, tal y como ha destacado Francisco Guarido.

Pese a las críticas de la oposición, el alcalde ha señalado que: “el Ayuntamiento ha cumplido los plazos marcados por ley, se llevará al consejo sectorial, a Comisión y al Peno”, ha señalado Guarido al tiempo que advertía que “en otras instituciones gobernadas por quienes nos critican, no han presentado presupuestos. Somos un grupo transparente”, ha concluido Guarido. Con estas palabras ponía de manifiesto que sí se aceptarán “pequeñas propuestas de la oposición” con los remanentes de tesorería.

En la Memoria del Presupuesto se hace un resumen y balance la situación entre 2015 y 2020 que pone manifiesto la buena gestión económica durante estos años. En esta comparativa y teniendo como referencia el IPC acumulado desde el 2015, hasta mediados de este año, y que es el 6,1%, el presupuesto debería subir en esa misma proporción "pues los servicios y todos los gastos del Ayuntamiento cuestan como mínimo un 6,1% más, manteniendo la misma calidad", pero la realidad es que el presupuesto solo ha subido el 3%.

Las claves de la actual situación presupuestaria están, según Diego Bernardo, en los siguientes aspectos:

-La bajada de IBI del 0,57 al 0,47, con un aumento de los ingresos que viene simplemente de las revisiones catastrales que realiza la Agencia Tributaria.

-La amortización de la deuda bancaria encontrada en 2015 durante el mandato anterior, lo que ha permitido bajar la presión fiscal a los zamoranos.

-El incremento del capítulo de Personal, que ya subió en 2016 en 828.769 euros, en el que se recuperaron de beneficios sociales de los empleados públicos, y aumentando en años siguientes los porcentajes decretados por el Gobierno. Un incremento del casi el 14% en 5 ejercicios.

-El incremento de todas las partidas de gasto social, y especialmente la ayuda a domicilio que pasa de un millón de euros en 2015 a dos millones en 2020. A las partidas sociales hay que añadir los gastos en materia de creación de empleo, ya que el Ayuntamiento participa al 100% de todos los programas de empleo promovidos por la Junta de Castilla y León. En el año 2019, el gasto en materia de planes de empleo promovidos por la JCyL, lo que ha supuesto un incremento de 379.000 euros en 2015 a 941.820 euros en 2020.

En definitiva, y según ha manifestado el concejal, han aumentado los gastos sociales, los de personal y los de los servicios obligatorios que ha de prestar el Ayuntamiento; "pero a la vez han ido disminuyendo los gastos corrientes netos, que añadido a la buena gestión económica con el aumento de la recaudación sin aumentar la presión fiscal, ha permitido mantener la situación de sostenibilidad financiera; o dicho de otra manera, en estos años hemos mejorado la vida de los zamoranos por encima del esfuerzo que les pedimos en materia tributaria. Y esto no tiene otro nombre que buena gestión económica".


Comentarios
Lo más