sábado. 07.12.2019 |
El tiempo

Baloncesto Femenino

La animación del Ángel Nieto, de menos a más como el equipo español

La animación del Ángel Nieto, de menos a más como el equipo español
La animación del Ángel Nieto, de menos a más como el equipo español

Aficionados de Zamora, Salamanca y León fueron los que más se dejaron ver en un Ángel Nieto que rozó el lleno. Quedaron huecos en la zona de fondo y también en los costados de ambas gradas, pero el aforó rondó las dos mil personas. La hinchada confió en un triunfo que finalmente no llegó.

Se había colgado el cartel de ‘no hay billetes’ desde pocos días después de que las entradas salieran a la venta. La presencia de la selección española absoluta de baloncesto femenino en la capital zamorana levantó expectación, no solamente en la provincia de Zamora sino en las tres provincias del oeste de la comunidad: Salamanca, León y la propia Zamora.

Desde una hora antes del encuentro los aficionados comenzaron a poblar las gradas del Ángel Nieto. Muchos de los aficionados llegaban ataviados con los colores de España en forma de banderas, bufandas, camisetas o pintura en la cara. Además, también muchos clubes de baloncesto de Zamora, Salamanca y León aprovecharon el gran encuentro para llevar a parte de sus canteras, que se identificaban bien al portar los colores de sus clubes.

La animación empezó fría, como el partido. España no terminaba de carburar, los errores en los lanzamientos y los bajos guarismos del duelo hacían que la gente no se enganchara. Pese a todo, y gracias a un speaker que lo intentó en todo momento, la afición se fue metiendo en el juego. Fue en el último parcial, coincidiendo con la reacción de España en la pista, cuando los hinchas se vinieron arriba y se convirtieron en el sexto jugador.

Pese a que la victoria no pudo llegar, al menos se creó esa atmósfera propia de un duelo importante entre dos de las mejores selecciones de Europa y del mundo, España y Francia.

La tarde también dejó la presencia en Zamora de dos iconos del baloncesto nacional ya retirados, Fernando Romay y el presidente de la Federación Española de Baloncesto Jorge Garbajosa. Al descanso, el propio Garbajosa hizo entrega de una copia del primer acta del CD Zamarat en Liga Femenina, como forma de reconocer el trabajo del club naranja en su historia y su prolongada presencia en la élite del baloncesto femenino español.

Comentarios