miércoles. 12.08.2020 |
El tiempo

¿Por qué casi todos los cruceros están pintados de blanco?

¿Por qué casi todos los cruceros están pintados de blanco?
Foto: Pixabay
¿Por qué casi todos los cruceros están pintados de blanco?

Los petroleros y cargueros suelen ser de colores oscuros o vivos, pero los cruceros cruzan los mares en un blanco inmaculado. ¿Cuál es la razón?

Entre tantos detalles y secretos de un barco, a casi todos se les escapa un punto en común entre ellos: ¿por qué casi siempre están pintados de blanco?

La igualdad cromática de la mayoría de los cruceros contrasta con la de otros barcos: los petroleros suelen ser negros o rojos, mientras que los cargueros varían, en muchos casos, por el color corporativo de la naviera.

Pero hay cruceros que rompen con esta tendencia según informa Cerodosbe: el Queen Mary 2, inaugurado en 2003, reviste su casco en un sobrio negro. Es una herencia de su antecesor, el Queen Mary, transatlántico que estuvo en operaciones entre 1936 y 1967.

También usa al color negro el MS Roald Amundsen, el barco de Hurtingruten que navega por las aguas del Ártico y que se presenta como el primer crucero ecológico del mundo. La razón es que ese color es más fácil de distinguir en un entorno de hielos, borrasca y poca visibilidad.

Norwegian Cruise Line se caracteriza por darle una explosión de color a sus grandes cruceros, aunque el fondo siempre es blanco. Para ello ha convocado a artistas como Peter Max, Wayland o al español Eduardo Arranz-Bravo para que decoren sus estructuras con figuras abstractas de colores, que parecen como olas que convergen en la proa.

Virgin Voyages también creará tendencia con su futuro crucero Scarlet Lady: será todo blanco, pero la popa y la cubierta superior estarán revestidas de un color rojo intenso. Tampoco está de acuerdo Ritz-Carlton con usar al blanco para su futuro crucero Evrima, que estará revestido de un azul oscuro. 

Si la mayoría de las compañías de cruceros deciden que sus barcos sean blancos es para conservar la temperatura. La mayoría de las embarcaciones realizan sus viajes por aguas cálidas, como el Caribe o el Mediterráneo, en entornos que suelen superar los 30 grados.

Dado que el color blanco es el que menos absorbe la luz del sol, los constructores logran que los barcos tengan una temperatura interior más agradable que si estuvieran pintados de azul o rojo.

De esta manera el consumo de aire acondicionado a bordo es menor, y por ende, el volumen de emisiones contaminantes.

También hay una razón psicológica: muchas culturas, como la occidental, considera al blanco como un color que se asocia con la pureza y la limpieza. Un barco de ese color se relaciona con el placer de navegar en un entorno de relax y tranquilidad.

Tradicionalmente el color blanco era el último color que se les hubiera ocurrido a los armadores para sus barcos. Hasta la aparición de los motores de combustión las embarcaciones eran impulsadas por velas primero y carbón después, por lo que las naves eran negras para ocultar la suciedad que desprende ese combustible.

El color blanco es más caro y es más difícil de mantener que cualquier otro, pero si es un valioso imán para atraer pasajeros y garantizar su felicidad, bienvenido sea.

Comentarios
Lo más