lunes. 26.10.2020 |
El tiempo

EE.UU

Esta comida para perros puede estar matando a tu mascota

Esta comida para perros puede estar matando a tu mascota
Foto: Pixabay
Esta comida para perros puede estar matando a tu mascota

Según alertan las autoridades sanitarias de EEUU, los 'alimentos alternativos' al pienso canino puede acabar dañando gravemente su salud

El perro es la mascota más común hoy en día en los hogares españoles, con el permiso de los gatos; otros animales de compañía, no menos importantes, son menos frecuentes. Se les considera parte de la familia, y sus dueños tienden a intentar darles lo mejor, evitando por el camino el consumo del típico pienso animal.

Sin embargo, según informa el diario El Español, lejos de mejorar la calidad de vida de los animales, evitar el consumo de pienso puede acabar matándoles. Y no se trata de una exageración, sino de un comunicado oficial de la Foods & Drugs Administration de los Estados Unidos: priorizar los alimentos sin granos puede aumentar el riesgo de una enfermedad cardíaca, conocida como miocardiopatía dilatada canina, en los perros.

Se trata de una investigación que la misma FDA ya inició en Julio de 2018, y que ha ido actualizando hasta en tres ocasiones hasta el día de hoy. Para empezar, se sabe que durante los últimos años muchos dueños de mascotas optan por retirar la alimentación con granos o pienso a sus mascotas, considerándola como un mero "relleno" en la dieta canina general y no como una alimentación basal esencial.

La realidad es que el pienso animal proporciona nutrientes esenciales, incluyendo proteínas, y existen muy pocos casos de alergias alimentarias caninas; así mismo, la intolerancia al gluten es muy rara en los canes. Sin embargo, no vale cualquier tipo de grano entero, pues algunos tipos de granos no serían adecuados para fabricar pienso animal.

Como sucede en los seres humanos, una dieta canina debería poder satisfacer todas sus necesidades, y actualmente los veterinarios están preocupados por el auge de alimentos para mascotas alternativos o no convencionales. Podrían parecer más saludables, pero no lo son: muchos de ellos no contienen granos, pero sí un exceso de nutrientes exóticos.

Actualmente no está claro cómo este tipo de dietas exóticas podrían estar contribuyendo al aumento del riesgo de miocardiopatía dilatada canina o MDC, o si contribuyen de alguna forma directa. De momento la FDA solo ha investigado relaciones sin clara causa-efecto, dado que algunos veterinarios han alertado de la aparición de esta enfermedad en razas de perros que no suelen estar predispuestos a sufrirla.

Por ejemplo, la raza Gran Danés o el Dóberman sí tienen un riesgo genético claro para desarrollar MDC. Sin embargo, las razas Bulldog y Labrador no deberían, y ya se han detectado casos, coincidiendo con el consumo de dietas libres de pienso y ricas en alimentos exóticos alternativos.

Por el momento, algunos estudios sí sugieren relaciones significativas entre estas dietas y las enfermedades cardíacas caninas. Por ejemplo, un trabajo publicado en el Journal of American Veterinary Medical Association en 2018 detectó una asociación entre la miocardiopatía dilatada canina y una alimentación sin pienso o granos, una alternativa cada vez más popular actualmente.

Aún así, ambas situaciones -dueños que alimentan mal y perros que enferman- están aumentando. Pero los autores del estudio señalan que, a pesar de detectar una asociación, la causa-efecto sigue sin estar clara. De hecho, algunos de los casos detectados por la misma FDA no tienen nada que ver con estas dietas. Los mismos autores del estudio sí sospechan que la dieta contribuye de alguna forma a la enfermedad, pero todavía no saben cómo.

Se sabe que el déficit de taurina aumenta los problemas de salud canina, y algunas razas como los Cocker Spaniels o los Golden Retrievers de Estados Unidos tienden a desarrollar este tipo de déficit. En el estudio se detectaron casos de niveles bajos de taurina, y mejorías tras recibir la correcta suplementación con este nutriente, pero otros perros que también recibieron suplementos no mejoraron, por lo que se sospecha que hay algún otro ingrediente dietético colaborando en la situación.

Por su parte, también debe tenerse en cuenta la absorción nutricional, como señala Lisa Freeman, del Servicio de Nutrición Clínica de Tufts: las dietas exóticas a menudo contienen ingredientes inusuales y poco conocidos, y el hecho de que dos tipos de carne contengan los mismos niveles de taurina no significa que un perro pueda extraer y absorber la misma cantidad de nutrientes finalmente.

De hecho no son pocos los fabricantes de este tipo de dietas alternativas que carecen de perfiles nutricionales adecuados. En 90 tipos de comidas enlatadas para gatos, Freeman y sus colegas detectaron que hasta el 15% eran deficitarias en un nutriente esencial, y todas ellas se fabricaban por pequeñas empresas, algo que podría indicar una clara falta de control de calidad.

Por el momento la FDA no aconseja eliminar ningún tipo de alimento para mascotas, pero algunos expertos, como Freeman, sugieren que los dueños de perros deberían mantener o por lo menos complementar el consumo de pienso hasta que las investigaciones logren vislumbrar el origen del aumento de la enfermedad del corazón de los perros.

Comentarios
Lo más