martes. 11.08.2020 |
El tiempo

El desierto financiero de Zamora: el 75% de los municipios carecen de sucursal

El desierto financiero de Zamora: el 75% de los municipios carecen de sucursal
El desierto financiero de Zamora: el 75% de los municipios carecen de sucursal

El II Estudio Empleo Postcrisis en la Banca Española que han elaborado desde el Área de Estudios de FINE concluye que los bancos cierran oficinas para poder despedir empleados de manera masiva, haciendo recaer sobre la plantilla medidas traumáticas para ganar rentabilidad.

Este estudio advierte que el mapa financiero español está cambiando. La banca está generando una auténtica desertización financiera sobre todo en los núcleos rurales y contribuyendo, por tanto, a la España vaciada.

En FINE la situación la presentan como “muy grave”. Así lo han plasmado en el Informe Empleo Postcrisis Banca (II), que es una continuación, aún más negativa si cabe, del primer estudio que realizaron. Es decir, que no es que no mejora, sino que empeora. Y ahí están los datos: cuatro de cada diez oficinas que se cerraron en la UE lo hicieron en España.

Como señala el presidente de FINE, Luis José Rodríguez Alfayate, durante la presentación del estudio, “el proceso de concentración bancaria con el único objetivo de aumentar rentabilidad a costa de despedir trabajadores está generando una auténtica desertización bancaria, primer paso de la exclusión financiera y de la España vaciada”.

Según este estudio, elaborado sobre el padrón del INE de 2018 y tomando como referencia los primeros meses de 2019, de los 248 municipios que hay en la provincia de Zamora, al menos 186 no tienen sucursal bancaria. Esto se traduce que un 75 por ciento de los municipios y un 25 por ciento de la población no tienen acceso directo en su municipio a sucursal bancaria. Una situación que este año se ha agudizado con el cierre, por ejemplo, de casi una decena de sucursales de Banco Santander en localidades como Toro, Bermillo de Sayago, Mombuey, Santibáñez de Vidriales, Puebla de Sanabria o Fuentesaúco, además de Zamora capital.

Eso sí, la evolución en la última década no ha sido especialmente traumática, de forma que en 2008 eran 185 los municipios que no tenían sucursal bancaria, por los 186 que se contabilizaban en el inicio de 2019. Lo que si ha descendido es el número de zamoranos afectados por esa ausencia de sucursales en el medio rural, algo lógico teniendo en cuenta la despoblación galopante de nuestra provincia. Así, en 2008 eran 51.585 los habitantes del medio rural que no contaban con sucursal bancaria en su municipio, mientras que ahora son 43.332 habitantes, más de 8.000 menos por esa despoblación de los pueblos.

Comentarios
Lo más