jueves. 13.08.2020 |
El tiempo

La zamorana Sara García valora las severas normas en el Dakar que pueden conllevar la cárcel o la muerte

La zamorana Sara García valora las severas normas en el Dakar que pueden conllevar la cárcel o la muerte
La zamorana Sara García valora las severas normas en el Dakar que pueden conllevar la cárcel o la muerte

Restricciones con el alcohol, la comida, las muestras de afecto y hasta cómo deben ir vestidos los participantes en el Dakar que se desarrolla en Arabia Saudí. En caso de no cumplirse se presentan castigos muy duros. “Yo espero que se respeten las normas internacionales. Lo que menos me ha gustado es que no se pueden hacer muestras de afecto en público, yo soy muy cariñosa”, explicaba en las últimas horas la piloto zamorana Sara García.

La organización del Rally Dakar ha publicado la guía práctica de la competición, que se celebrará en Arabia Saudí desde el 5 al 17 de enero. Tal y como publica Libertad Digital, el país islámico se rige por la Ley islámica y como tal, exige una serie de normas que deben cumplir todos los participantes durante la competición. Son exigencias polémicas porque según este documento, incumplirlas, pueden tener penas de cárcel o incluso la muerte.

Prohíben el consumo o importación de alcohol o carne de cerdo durante las dos semanas de carrera. Que prohíban ciertos alimentos será un cambio importante para muchos pilotos que no podrán tomar cerdo, lomo, jamón... incluso para la organización del Dakar que en los últimos años, en Sudamérica, ofrecían vino y cerveza. Ahora no podrán.

Tampoco está permitido "todo producto cultural importado (Libros, revistas...) que no sea compatible con las leyes locales de decencia" y queda totalmente "prohibido todo contenido pornográfico o erótico del tipo que sea". Según esta guía, el incumplimiento de este contenido podría acarrear "arresto y duras penas, incluida la pena de muerte". También recomiendan no realizar ciertas muestras de afecto o cariño en público. Dicen textualmente que "Arabia Saudí es un país principalmente conservador en el que las demostraciones públicas de afecto pueden ir en contra de la decencia pública y ser objeto de detenciones, como en muchos países del Golfo. Se aconseja máxima discreción y respeto a todo el mundo".

En referencia a las drogas, su consumo está prohibido y su consumo puede ser también castigado con la pena de muerte". También hacen una recomendación de cómo deben ir vestidos especialmente a las mujeres, que deberán llevar "los hombros y las rodillas tapados en público". Se pide "recato en público" y evitar la ropa "ajustada o con palabras o imágenes vulgares". No es obligatorio el uso de la abaya aunque se recomienda usarla en público para evitar ofender a las personas locales.

Ante estas normas, Sara García atendía en las últimas horas a El Partidazo de Cope a nivel nacional para ofrecer su valoración al respecto. “Me he estudiado las normas porque no me gustaría acabar en la cárcel allí. Es un tema que me preocupa hasta cierto punto. Es el primer año que se celebra allí el Dakar y para todos es algo nuevo. Pero creo que dentro del campamento será como en cualquier país porque es como una ciudad paralela. Espero que se sigan respetando las normas internacionales”, exponía Sara García, que reconocía: “Es una sociedad muy restrictiva sobre todo con el tema de la mujer, pero estando en carrera y dentro del campamento no habrá problemas”.

Por último, sobre lo que más le puede preocupar, la piloto zamorana confesaba: “Lo que menos me ha gustado es que no se pueden hacer muestras de afecto en público, yo soy muy cariñosa. También tengo tatuajes, que están prohibidos si son ofensivos, pero eso me preocupa menos porque llevo el mono puesto casi las 24 horas”, zanjaba Sara García que aspira a ser la primera mujer europea en acabar el Dakar en la categoría sin asistencia.

Comentarios
Lo más