martes. 21.01.2020 |
El tiempo

El sorprendente artículo que más roban en los hoteles de lujo

El sorprendente artículo que más roban en los hoteles de lujo
Foto: Gmdergi
El sorprendente artículo que más roban en los hoteles de lujo

Un nuevo informe recoge los datos de 634 alojamientos de cuatro estrellas y 523 de cinco ubicados principalmente en Europa

Seguramente te acuerdes de aquella vez que te hospedaste fuera de casa y de ese jaboncito que te llevaste en el neceser o la toalla que "sin querer" acabó en tu maleta. Igualmente, también te habrás planteado que quién va a robar en los hoteles de lujo: "Si tienes dinero para ir a uno, lo tienes para comprarte lo que quieras". Pues lo cierto es que hay un objeto muy sorprendente que desaparece a menudo en estos establecimientos.

Según informa el diario El Confidencial, un nuevo estudio revela que los hoteles de lujo tienen que lidiar con los huéspedes que roban colchones con más frecuencia de lo que cualquiera hubiera imaginado. Según una encuesta realizada por Wellness Heaven, en los hoteles de cinco estrellas suelen desaparecer más artículos grandes en comparación con otros objetos más pequeños y fáciles de ocultar.

El estudio recogió datos de 634 hoteles de cuatro estrellas y 523 hoteles de cinco ubicados principalmente en Europa, recoge 'New York Post'.

El CEO de Wellness Heaven, Tassilo Keilmann, habló con muchos de los propietarios de hoteles y se sorprendió al comprobar que los huéspedes pueden robar algo tan grande como un colchón. Según Keilmann, lo más probable es que las personas que se hospedan intenten robar las camas por la noche cuando el mostrador de recepción esté cerrado.

La encuesta también reveló que los artículos que los huéspedes intentan robar varían según la calidad del hotel. Si bien es más probable que en los de cinco estrellas se sustraigan artículos más grandes (como los mencionados colchones, pero también televisores y cafeteras), en los de cuatro desaparecen más pilas y mandos a distancia.

Keilmann también explicó que estaba sorprendido de que los huéspedes intentaran robar artículos tan grandes, ya que sería fácil para el hotel descubrir quién lo sustrajo. Sin embargo, también señaló que es menos probable que los hoteles de cinco estrellas denuncien el robo, ya que no quieren estar relacionados con ningún delito.

Por supuesto, los albornoces y los colgadores del baño también suelen ser robados, pero presumiblemente son más fáciles de reemplazar que los colchones.

Desde hace unos años, los hoteles buscan fórmulas para luchar contra esta lacra, algo que ha descubierto Casey Neistat. El conocido 'youtuber' norteamericano —confundador de la red social Beme y creador de la serie de HBO 'The Neistat Brother', entre otros proyectos— se encontraba de viaje en Reino Unido y, al ir a utilizar una de las toallas, algo cayó al suelo: no dudó en recogerlo, fotografiarlo y subirlo a las redes sociales, para preguntar a sus seguidores si sabían qué era. 

Efectivamente, muy pronto las respuestas le hicieron saber de qué se trataba. Pese a parecer un micrófono pegado a una pequeña antena, poco o nada tenía que ver con la invasión de su privacidad y sí con la estrategia del hotel para controlar sus toallas. Se trataba de un pequeño dispositivo RFID, uno de los sistemas con los que ya cuentan algunos hoteles y que, de forma pasiva, avisa al establecimiento de que cierto elemento se encuentra lejos de sus dependencias.

Se trata de un pequeño chip que se cose a todo tipo de menaje (toallas, albornoces, sábanas, fundas de almohadas...) junto a una pequeña antena que, en principio, no está a la vista del cliente. En ningún momento ofrece información de este, pero sí que otorga la localización si hiciera falta: así, cuando el hotel hace el recuento de las sábanas o toallas que le faltan, con hacer un chequeo en su sistema pronto descubre que la prenda no se encuentra en sus instalaciones.

Comentarios
Lo más