Este no es el viejo SRC de otros años, ya que se ha reforzado mucho y muy bien a lo largo de esta temporada con exjugadores del extinto Adus y algún jugador más que les ha llevado a dar un salto de calidad considerable. Una situación que se ha traducido en ser la sorpresa de la categoría y ocupar el segundo puesto de la tabla.

Para este partido, los zamoranos llegan con algunas bajas y bastante tocados en el orgullo después de haber rozado con los dedos la semana pasada la victoria en Arroyo de la Encomienda. Quizás por eso llegan a este partido con un extra de motivación. El cuerpo técnico ha intentado aprovechar esta semana para intentar que ese ímpetu no se convierta en precipitación y nerviosismo que lleve a errores, esfuerzos estériles o errores absurdos que frente a un rival fuerte y rápido como es el SRC esta temporada puede costar muy caro.

Al igual que la semana pasada gran parte del trabajo se intentó trasladar a la línea de tres cuartos, esta semana más que nunca la compenetración entre delanteros y tres cuartos va ser vital tanto a nivel ofensivo como defensivo, donde los apoyos al placaje como a la hora de romper van a marcar la diferencia. No obstante aunque se prevé una empresa difícil, el XV del Carnero va con el objetivo de luchar hasta el final sin bajar los brazos, fruto de una mejora a nivel físico y así intentar dar la sorpresa.

Comentarios