lunes. 25.05.2020 |
El tiempo

Fútbol | Tercera

El Zamora sigue sin levantar el pie del acelerador

El Zamora sigue sin levantar el pie del acelerador
El Zamora sigue sin levantar el pie del acelerador

La escuadra rojiblanca vencía por 4-1 al Júpiter Leonés en un choque con poca historia en el que los zamoranos se pusieron por delante con un gol de penalti en el minuto 2 obra de Dani Hernández. El rival no prestó batalla en casi ningún momento y Dani hacía el segundo antes del descanso. Tras el paso por vestuarios Valentín ponía el 3-0 con un disparo desde la frontal del área. En el tramo final, Tito hacía el gol del honor batiendo a Mapisa y Carlos Ramos cerraba el marcador con otro tanto de penalti. Al final, 4-1 para un Zamora que no necesitó de su mejor versión y 21 victorias consecutivas para los rojiblancos.

El Zamora afrontaba el choque ante el Júpiter Leonés con la posibilidad de alcanzar la victoria número veintiuna de manera consecutiva, un hito histórico en el Grupo VIII de la Tercera División. Igualmente, los rojiblancos también podían, en caso de no perder, sumar un año completo sin caer en liga regular. Con esos alicientes, puesto que el liderato de momento no corre peligro para un Zamora que lleva una marcha imperial, comenzaba el duelo.

Y si había alguna duda sobre si el Júpiter Leonés tendría opciones en el Ruta de la Plata, esta se disipó a los dos minutos. Una gran jugada del Zamora por banda izquierda acabó en una dejada de Rubiato a Dani Hernández, que se plantaba ante el meta. El defensor visitante arrollaba al atacante zamorano y el colegiado decretaba penalti. El propio Dani transformaba la pena máxima para poner el 1-0 a los tres minutos.

El gol no cambió la forma de jugar de ninguno de los dos equipos. El Zamora quiso tener posesión, usando mucho las bandas, con un sistema 4-2-3-1 en ataque que permitía a Dani, Perero y Garban tener mucha presencia en la zona ofensiva. Así fueron apareciendo las llegadas en los zamoranos. Rubiato tuvo dos remates que se marcharon fuera por poco. Mientras, en la otra portería, Mapisa disfrutaba de una tarde plácida en su debut. El arquero zimbabuense no tuvo que hacer ni una sola intervención de cierta exigencia en esa primera mitad.

Pasado el ecuador de la primera parte, el Zamora hacía el segundo. Rubiato recuperaba en zona de creación del Júpiter Leonés, cedía a Dani para dejarlo solo ante el arquero y el zamorano no perdonaba. El capitán fusilaba de tiro cruzado y hacía el segundo del Zamora y el segundo de su cuenta. Dos goles que se unían a los dos también conseguidos por Dani en Burgos pocos días atrás.

La primera parte acababa con ese 2-0 y con el susto de Borja Rubiato. El ariete chocaba, cabeza con cabeza, con un defensor del Júpiter y tenía que ser evacuado al hospital. El delantero estaba aturdido por el golpe y sufría mareos, por lo que los servicios médicos recomendaron ese traslado para descartar cualquier lesión grave. En su lugar entraba al campo Valentín.

Tras el descanso el ritmo bajó. El Zamora siguió dominando el partido, sin dejar al rival gozar de ocasiones, pero también con muchas dificultades para llegar con claridad a la portería leonesa. Los minutos pasaban y la intensidad del partido decaía. Movilla pedía tranquilidad y paciencia a los suyos para tratar de doblegar a un Júpiter Leonés que pese a ir perdiendo por 2-0 seguía metido en su campo tratando de defender.

Pese a que el partido decaía, los de Movilla seguían llegando. En una de esas, Valentín se plantaba en la frontal del área y con un disparo seco, abajo, con la colaboración del arquero, hacía subir el tercero al marcador en el minuto 70. La afición no estaba viendo un choque vistoso, también por la escasa voracidad del filial culturalista, que no daba apenas juego.

Aun con todo, la afición todavía vio dos goles más, que llegaron en el tramo final. Tito aprovechaba para el Júpiter una acción aislada en un centro lateral para quedarse solo ante Mapisa y batirle en el mano a mano con un disparo raso a contrapié. Pero el Zamora todavía tendría un gol más preparado. El colegiado señalaba un nuevo penalti por derribo sobre Valentín y Carlos Ramos hacía el definitivo 4-1 en el 93 con el que se acababa el choque.

Con esta victoria, el Zamora se mantiene firme en el liderato, suma 21 jornadas consecutivas ganando y ya acumula un año completo sin perder en liga regular. En cuatro días, el próximo miércoles, duro examen ante el segundo, la Gimnástica Segoviana en La Albuera.

Comentarios
Lo más