viernes. 28.02.2020 |
El tiempo

Colapsadas las Urgencias del Hospital de Salamanca por 300 personas de etnia gitana que arropaban a un familiar

Colapsadas las Urgencias del Hospital de Salamanca por 300 personas de etnia gitana que arropaban a un familiar
Colapsadas las Urgencias del Hospital de Salamanca por 300 personas de etnia gitana que arropaban a un familiar

Varias dotaciones de la Policía Local y Nacional han tenido que acudir ante la llamada de los sanitarios de que no les dejaban trabajar y que “no entraba más gente en Urgencias”. La Grúa Municipal ha tenido que retirar varios vehículos que imposibilitaban el paso de las ambulancias, que tenían que dejar a los pacientes a varios metros del Clínico.

Curioso incidente el que se ha vivido en las Urgencias del hospital Clínico a última hora de la tarde de este martes, 4 de febrero. Los sanitarios allí presentes han tenido que avisar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ante la presencia de cerca de 300 personas de etnia gitana que se encontraban arropando a un familiar y que no permitían el correcto funcionamiento de las Urgencias.

Según cuentan fuentes sanitarias al periódico SALAMANCA24HORAS, todo comenzó con el aviso de un posible infarto en la calle Villanueva de la Serena, situada en el barrio de Buenos Aires. Sin embargo, a la ambulancia del Sacyl no le dio tiempo a llegar porque “al poco de llamar, lo trajeron aquí varios familiares en un coche”. Estas mismas fuentes confirman a este medio que el incidente no guarda ningún tipo de relación con la muerte de El Chispi el pasado miércoles, sino que son hechos "totalmente aislados".

Fue entonces cuando comenzaron a trabajar los sanitarios, que efectivamente confirmaron que el varón, de entre 30 y 40 años de edad, había entrado en parada cardiorrespiratoria. Mientras el hombre era atendido, decenas de familiares fueron llegando hasta reunirse en las Urgencias “cerca de 300, sino eran más”, cuentan testigos presenciales a este medio.

Sin embargo, era tal el número de personas que había en Urgencias y en los alrededores que su presencia imposibilitaba el correcto funcionamiento del servicio del Hospital. “No entraba más gente, y además estaban gritando y llorando”, relatan estos mismos testigos, apuntando que varios sanitarios les explicaban a todos los allí presentes “que no les estaban dejando trabajar, que por favor saliesen y les dejasen hacer su trabajo”.

Tal ha sido la situación que, finalmente, ha tenido que acudir la Policía, tanto Local como Nacional. Hasta el Complejo Asistencial Universitario han ido, al menos, cuatro dotaciones de la Policía Local, otros dos vehículos con agentes de paisano, cuatro agentes en moto y tres dotaciones de la Policía Nacional, siendo dos de ellas de la UPR (Unidad de Prevención y Reacción).

Poco a poco, los agentes han podido ir normalizando la situación, dentro de lo posible: “Parecía que estaban regulando el tráfico pero dentro de Urgencias. De hecho, hay muchos que al ver a la Policía se han ido corriendo”, señalan estos mismos testigos presenciales.

Además, también ha tenido que acudir la Grúa Municipal para retirar varios vehículos, ya que “según iban llegando, los iban dejando sin aparcar ni nada”. Esto imposibilitaba que las ambulancias pudieran llegar a la puerta del Hospital, teniendo que bajar a los pacientes a unos pocos metros de distancia y llevarlos en camilla.

Finalmente, algo más de una hora después, la situación se ha solucionado cuando uno de los allí presentes ha gritado “¡Lo han salvado!”, lo que ha provocado una explosión de júbilo de toda la sala de Urgencias, que ha comenzado a salir paulatinamente a la calle “a fumar y a tomar el fresco”, cuentan testigos presenciales, mientras daban las gracias “y rezaban”.

Comentarios
Lo más