viernes. 27.11.2020 |
El tiempo

Baloncesto | Liga EBA

A reponerse del varapalo sufrido ante Lugo

A reponerse del varapalo sufrido ante Lugo
A reponerse del varapalo sufrido ante Lugo

Después del varapalo sufrido el pasado fin de semana tras la sonrojante derrota ante el Estudiantes de Lugo, rival directo por los puestos de descenso, y el triunfo de Betanzos ante Obradoiro, el Caja Rural de Zamora afronta la recta final de la competición con el ineludible deber de sumar el mayor número de victorias posibles si pretende evitar el pozo de la Primera Nacional.

El primer escollo será el Ávila Auténtica (sábado 19.00 horas) , un hueso duro de roer que está luchando por los puestos de play off y que ha demostrado una enorme solvencia como local donde ha realizado una marcha inmaculada, tan solo mancillada por el intratable líder Aquimisa. Mal oponente para un conjunto zamorano al que se le están acabando las opciones para continuar un año más en la categoría.

El conjunto verderón es el segundo conjunto en anotación del grupo y cuenta en sus filas con Jaume Lobo, el mejor artillero de las categorías FEB que promedia más de 28 puntos por encuentro. A él se unen el francés Ibrahima Diagne, que lidera igualmente la tabla de reboteadores con casi doscientas capturas y su complemento checo, el gigante Tomas Hampl con amplia experiencia en LEB Oro. Otro de los destacados de su quinteto es Álvaro Tebar que une a su facilidad anotadora el ser TOP 3 en el ranking de asistencias. En definitiva, una plantilla hecha por y para el ascenso que quiere asegurar cuanto antes su presencia en la fase final.

Los abulenses ya derrotaron con claridad a los aurinegros en el encuentro disputado en el Ángel Nieto, siendo además de infausto recuerdo para un Juanma Robles que cayó lesionado en la última jugada del duelo y que le mantuvo apartado de las canchas más de tres meses.

A pesar de todos estos condicionantes, los pupilos de Nacho Domínguez viajarán a la ciudad amurallada con la obligación de darlo todo para traerse una victoria vital para sus intereses. Para ello deberán mejorar sus prestaciones defensivas y mantener la consistencia durante todo el partido, evitando las lagunas que les condenan a parciales insalvables.

La semana no ha sido fácil en cuanto a entrenamientos se refiere. Para no romper la tónica general de la temporada en el apartado de bajas, en el último choque caía lesionado Jaime Queralt-Lortzing que con un fuerte esguince deberá parar durante varias semanas. Tampoco ha participado de las sesiones Arturo Robertson, ausente por motivos de índole familiar que le han obligado a desplazarse a su Santander natal. Igualmente, Deogratias también se ha perdido algún entrenamiento por asuntos personales y laborales por lo que el cuerpo técnico ha tenido que preparar el duelo de este sábado algo mermado de efectivos. Aún así, conscientes de la importancia de cada partido de aquí a final de temporada, la expedición zamorana viajará a Ávila dispuesta a dar la sorpresa.

Comentarios
Lo más