El 1 de enero del pasado año, la Policía Nacional daba el alto a un vehículo a la altura del puente que da acceso a la zona de las Llamas. De él salía un varón que entregó 16 bolsas blancas que llevaban en su interior 8 bolsitas y 32 pastillas que contenían, tras sus pertinentes análisis, un total de 14,69 gr. De MDMA con una riqueza del 25% 10, 82 fr. De Anfetamina y riqueza de 10,66% y por último Cannabis en cantidad de 7,72 gr. y una pureza del 11%.

Las sustancias iban a ser destinadas por el acusado a su ulterior venta a terceras personas y que tenían un valor total de 575,37 euros. Las 16 bolsas blancas las llevaba escondidas el acusado en la parte de sus genitales e iban atadas con cinta negra.

Producida la detención y cuando el acusado procedía a entregar las sustancias referidas, explotó una bolsita redonda del tamaño de un guisante y en tal momento el acusado le propinó una patada al Agente del Cuerpo Nacional de Policía, logrando huir del lugar, siendo detenido dos días más tarde pues en aquella huida había perdido su D.N.I.

Como consecuencia de lo relatado, el referido agente resultó con lesiones consistentes en esguince de grado 1 en el tobillo izquierdo y contusión leve en ingle y testículo derecho, de las cuales sin secuelas y con necesidad de tan sólo una asistencia médica curó a los 42 días no impeditivos.

La resolución de la Audiencia Provincial explica que condena al autor como responsable de un delito de tráfico de sustancias estupefacientes a la pena de 1 año y 6 meses de prisión, con la accesoria legal de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y multa de 600 euros. Por el delito de Atentado a Agentes de la Autoridad, a la pena de 6 meses de prisión y privación del derecho de Sufragio Pasivo. Por el delito leve de lesiones, a la pena de 1 mes-multa a razón de una cuota diaria de 3 euros. Igualmente, el acusado indemnizará al Agente del Cuerpo Nacional de Policía en la cantidad de 3.970 euros por las lesiones sufridas.

Comentarios