martes. 20.10.2020 |
El tiempo

El PSOECyL subraya la implicación de los empleados públicos en Castilla y León para frenar la pandemia

El PSOECyL subraya la implicación de los empleados públicos en Castilla y León para frenar la pandemia
El PSOECyL subraya la implicación de los empleados públicos en Castilla y León para frenar la pandemia

“Ellos son el pilar más robusto para que esta tierra se mantenga en pie”, explican los socialistas

El Partido Socialista de Castilla y León quiere reconocer el enorme trabajo que los empleados públicos de Castilla y León están realizando en estos días complicados para nuestra Comunidad y nuestro país. Por eso, los socialistas de la comunidad hacían público este comunicado en las últimas horas:

La inédita situación que estamos atravesando en la historia moderna de España –y de todos los países de la Unión Europea- está poniendo a prueba todas sus estructuras, todas las administraciones y a la propia ciudadanía.

La ingente labor que están desarrollando los empleados públicos será recordada en el futuro porque a ellos debemos el sostenimiento de las actividades básicas y necesarias para nuestra tierra. Desde los tan aplaudidos profesionales sanitarios hasta las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, pasando por el profesorado que, desde sus casas, procuran que niños y niñas mantengan su actividad escolar con todos los medios disponibles a su alcance o los que trabajan en los servicios sociales atendiendo miles de llamadas y aportando calma en tiempos convulsos.

Por eso, se hace más necesario que nunca reivindicar la figura del empleado público porque, ahora más que nunca, observamos que el funcionamiento de la sociedad descansa en gran medida en su quehacer diario. Son el sostén de la Administración, ya que hacen posible que los servicios públicos lleguen a la ciudadanía.

En estos momentos es cuando, por justicia, hay que recordar que ha sido uno de los colectivos que más recortes ha sufrido en sus condiciones laborales. Y, por eso, también es de justicia señalar que la ministra de Hacienda ya ha despejado cualquier duda al garantizar que el sueldo de los empleados públicos no sufrirá ninguna merma ante este Estado de alarma.

Por ello, también se hace imprescindible dotar a todos ellos de los medios necesarios para desarrollar su labor que son, principalmente, aquellos que les protejan del propio virus, como mascarillas, EPis o guantes. Son los medios, en definitiva, que les permita salvar vidas, que les permita seguir luchando en primera línea mientras el resto nos mantenemos en la retaguardia, cubriendo sus espaldas, de la forma que nos han pedido: quedarnos en casa.

El valor que está demostrando este “ejército” de empleados públicos al servicio de nuestra tierra será recordado por generaciones futuras. Sin duda, esta dura etapa se verá reflejada en los libros de Historia, pero también servirá para recordarnos que somos una sociedad solidaria, comprometida y dispuesta al sacrificio. Un sacrificio que es más duro para los jóvenes, pero en ellos está la esperanza para que Castilla y León resurja con más fuerza, más unidad y más coraje. Una esperanza que debe mantenerse intacta.

Alrededor de 198.000 empleados públicos de todas las administraciones trabajan en Castilla y León entre los que figuran los que, en estos momentos, están en “primera línea de combate” contra un enemigo invisible pero letal: sanitarios, agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil, miembros de las Fuerzas Armadas, trabajadores de servicios sociales, de la Seguridad Social y de servicios administrativos.

Aquí y hoy el Partido Socialista de Castilla y León desea poner en valor y subrayar que sin estos empleados públicos de nuestra Comunidad nada de lo que se decida en el ámbito institucional sería posible ejecutar. Su fortaleza, su ánimo, su profesionalidad y su implicación con el servicio público han demostrado ser otro pilar más del Estado del Bienestar, tan olvidado y denostado por algunos en épocas pretéritas.

A esos más de 198.000 empleados públicos que trabajan de una u otra forma al servicio de Castilla y León debemos los aplausos que se producen cada tarde desde las ventanas de cada casa. A ellos deberemos reconocer cuando todo esto pase que han sido el pilar más robusto que ha tenido esta tierra para sostenerla en pie.

Comentarios
Lo más