domingo. 25.10.2020 |
El tiempo

Intentan acceder a paritorios del Hospital de Salamanca donde está su hija aislada, se lo impiden y uno de ellos acaba detenido

Intentan acceder a paritorios del Hospital de Salamanca donde está su hija aislada, se lo impiden y uno de ellos acaba detenido
Intentan acceder a paritorios del Hospital de Salamanca donde está su hija aislada, se lo impiden y uno de ellos acaba detenido

Los padres de la mujer, después de mantener una acalorada discusión con personal de seguridad del Hospital, decidieron aparcar su vehículo cerca de la puerta de Urgencias Pediátricas y dormir allí. En la mañana del viernes el hombre fue trasladado a comisaría.

A los momentos de tensión que se están viviendo con esta pandemia de coronavirus en el Hospital de Salamanca, este pasado viernes se le ha sumado un poco más de leña al fuego, aunque por otros cauces.

Este Jueves Santo una mujer ha entrado en el Hospital de Salamanca para dar a luz. Allí la paciente embarazada fue aislada -se desconoce si por tratarse de un positivo por coronavirus o simplemente por prevención-, algo que al parecer no les gustó a sus progenitores, puesto que, a pesar de las recomendaciones de los profesionales sanitarios, ambos seguían empeñados en acceder al habitáculo donde se encontraba su hija.

Por ese motivo, personal de seguridad del Hospital, tuvo que intervenir y después de una fuerte discusión e improperios verbales por parte de la familia, decidieron marcharse sin que la situación fuera a mayores. Sin embargo, la pareja, lejos de irse a casa, decidió aparcar su vehículo cerca de la puerta de Urgencias Pediátricas y allí pasaron la noche.

A la mañana siguiente, miembros del personal de seguridad comprobaron –como es habitual- las inmediaciones del hospital y pudieron percatarse que la pareja seguía con su vehículo allí aparcado. Por ese motivo, uno de los trabajadores alertó de la situación a la Policía Nacional que acudió hasta el turismo para identificar a la pareja.

Después de las pertinentes comprobaciones, los agentes de la Policía Nacional decidieron trasladar al hombre hasta Comisaría –posiblemente por una requisitoria previa- y la mujer se quedó en el lugar con el vehículo.

Al no tener el carnet de conducir, esta decidió personarse en la puerta principal del Hospital, ataviada con bata y zapatillas de estar en casa, y comenzó a preguntar a todos los que por allí se acercaban si podían mover el coche. Ante esta situación, trabajadores del Complejo Asistencial decidieron llamar a la Policía Local que acudió con una grúa, sin embargo, justo en ese momento apareció un familiar de la mujer que movilizó el turismo del lugar.

Comentarios
Lo más