miércoles. 15.07.2020 |
El tiempo

UPA propone ayudar a los ganadores que reduzcan hasta un 10% su producción de leche de oveja y cabra para no saturar el mercado

UPA propone ayudar a los ganadores que reduzcan hasta un 10% su producción de leche de oveja y cabra para no saturar el mercado
UPA propone ayudar a los ganadores que reduzcan hasta un 10% su producción de leche de oveja y cabra para no saturar el mercado

La organización considera que ante la problemática situación urge actuar con diligencia.

UPA Castilla y León propone que los ganaderos perciban una ayuda de las administraciones (Ministerio de Agricultura y Junta de Castilla y León) por reducir la producción de leche de oveja y cabra hasta en un 10 % respecto a los mismos meses del año 2019 tomando como referencia los datos de producción de litros de los que dispone el FEGA, para lograr que no haya una sobresaturación del producto en el mercado.

La organización considera que ante la problemática situación que atraviesan estos sectores lácteos debido a la crisis sanitaria actual y por lo tanto al cierre de muchos canales de venta como mercadillos, pequeñas tiendas o el cese de la actividad de la restauración, urge actuar con diligencia.

Se trataría de una medida excepcional que consistiría en reducir la producción de forma temporal en unas fechas claves como los meses venideros, donde se puede producir una saturación en el mercado hundiendo los precios hasta límites extremos.

UPA considera esta opción como la más válida para suavizar la producción de leche en dos sectores que están especialmente `tocados´ por la crisis del coronavirus. De este modo, el ganadero podría cubrir los costes alimenticios y el resto de costes directos que tiene que seguir asumiendo a pesar de ver reducidos drásticamente sus ingresos por la situación actual de excepcionalidad.

El precio mínimo para cubrir los costes de producción para la leche de cabra nunca debería ser inferior a 0,0721 euros/extracto quesero, y la propuesta de UPA es que los litros que excedan de ese 10 % no fueran objeto de subvención.

Esta medida no se aplicaría para la leche de oveja siempre y cuando los contratos firmados para 2020 fueran respetados por las distintas industrias, y de no ser así se aplicarían las mismas condiciones de apoyo que propone UPA en el sector caprino.

Esta actuación que demandan al Gobierno tiene precedentes en otros países como Francia, donde la interprofesional de productos lácteos ha incentivado con una dotación de millones de euros la opción de que los ganaderos puedan reducir, de forma voluntaria, su producción en comparación con el volumen de los mismos meses del año 2019. El objetivo que buscan es destinar un fondo que garantice a los ganaderos unos precios para la supervivencia de sus explotaciones.

Comentarios
Lo más