Más de seiscientas personas vinculadas con el mundo del toro en Zamora han recorrido de forma pacífica unos pocos metros hasta llegar a la puerta de la Plaza de Toros para reivindicar la defensa del sector taurino y recalcar que la tauromaquia es cultura y no es ni de izquierdas ni de derechas sino que no tiene signo político.

Entre los asistentes se han podido ver ganaderos, novilleros, banderilleros, el torero Alberto Durán, cortadores, personal de la plaza de toros, aficionados y personal vinculado de una u otra forma con el sector. En total más de seiscientas personas que tras realizar unos pocos metros de paseo, han escuchado los manifiestos leídos por la organización.

El primero de ellos leído por el torero Alberto Durán y el segundo compartido por el presidente del Foro Taurino de Zamora, Eduardo Marcos, y el delegado de la autoridad de la plaza de Toros, Manuel Alejandre, en representación de todos los sectores. Todo en un acto conducido por la periodista taurina Ana Pedrero.

En esos manifiestos han querido dejar claro que lo que quiere el sector taurino es que no se le discrimine sino que se le tenga en cuenta como un espectáculo más, en una provincia en la que este sector supone una fuente de ingresos y que cuenta con cientos de encierros por el campo y por las calles que este año han tenido que suspenderse.



Comentarios