Con la llegada del buen tiempo, los zamoranos salen a la calle y aprovechan la última hora de la tarde para pasear principalmente por zonas como La Aldehuela, Valorio, el Puente de los Poetas o la carretera de Almaraz, entre otros lugares.

Precisamente, en las últimas horas, un grupo de jóvenes que estaba caminando por esta zona decidió acercarse a la antigua cárcel de la capital zamorana, actualmente en muy mal estado y con gran parte de sus accesos cerrados y tapiados. No obstante, todavía hay jóvenes que burlan esas medidas y tratan de colarse al interior del antiguo penal.

Uno de los jóvenes que merodeaba por la zona este pasado sábado por la tarde sufrió un grave percance. Mientras caminaba por el exterior de la prisión se seccionó, previsiblemente con un cristal, el tendón de Aquiles. Del corte manaba sangre de forma abundante y en primera instancia fue atendido por otra persona que también caminaba por esa carretera, según han confirmado a este medio testigos presenciales del suceso.

Tras dar el aviso pertinente, los primeros en llegar a la zona fueron los agentes de la Policía Local. Una vez allí, y tras intentar taponar la hemorragia, los agentes se percataron que la sangre seguía manando de forma preocupante.

Ante el miedo de que el joven pudiera perder más sangre de la debida, los agentes decidieron trasladar al joven directamente al Hospital Virgen de la Concha para que recibiera las oportunas atenciones médicas.

Comentarios