"Por parte de las agencias de viajes, tenemos una sensación absoluta de abandono", han lamentado desde UNAV, quienes apuntan a que no se contempla casi ninguna petición del sector, que son de "vital importancia" para su supervivencia.

Por su parte, desde CEAV han lamentado que no se recojan ayudas para incentivar los viajes y no se iguale la fiscalidad de las agencias a la del resto de la cadena turística.

Ambas organizaciones han señalado, además, la falta de medidas después de que el Ministerio de Consumo suprimiera, ante el requerimiento de la Unión Europea, la aceptación de bonos. "Las agencias de viajes se ven obligados atender unas peticiones de difícil cumplimiento, que pondrá en peligro algunos miles puestos de trabajo, como ya se ha señalado", ha apuntado UNAV.

Respecto a los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), han asegurado que sin la prolongación de los mismos hasta diciembre, resultará imposible mantener el tejido empresarial de las agencias de viajes.

Comentarios