jueves. 09.07.2020 |
El tiempo

Críticas al decreto sobre la norma de calidad de la miel porque impide al consumidor conocer con claridad su origen

Críticas al decreto sobre la norma de calidad de la miel porque impide al consumidor conocer con claridad su origen
Críticas al decreto sobre la norma de calidad de la miel porque impide al consumidor conocer con claridad su origen

"Una miel producida en un 99% en China y en un 1% en España, aparecerá como originaria de España y de China" lamenta COAG Castilla y León.

El Gobierno ha publicado este lunes en el BOE el Real Decreto que aprueba la norma de calidad de la miel y que establece que cuando la miel tenga distintas procedencias han de aparecer todos los países originarios de la misma, pero que omite lo más importante: los porcentajes. Una miel producida en un 99 por ciento en China y en un 1 por ciento en España, aparecerá como originaria de España y de China, hecho que continuará posibilitando el fraude al consumidor.

Además, el decreto abunda en el presagio que percibe esta OPA acerca de que a la administración española no se le detecta el celo suficiente que debe tener cualquier organismo que se precie de defender un sector profesional, en este caso el apícola. El pasado 16 de junio COAG lanzaba un comunicado en el que denunciaba que la Consejería de Agricultura actuaba como si quisiera cargarse al sector apícola. "Aquí tenemos otro ejemplo. Cambiamos de perro aunque no de collar, ahora es el Ministerio quien arremete contra los apicultores profesionales".

COAG considera que el Ministerio arremete contra el sector porque no ha sido valiente al no aprovechar la oportunidad para zanjar de una vez por todas las potenciales intenciones de cometer trampas en el etiquetado exigiendo una información mucho más detallada al incluir los porcentajes de mezcla. Asimismo, la OPA observa falta de peso político en Europa del Gobierno español al no lograr acuerdos para que se detallen los porcentajes de mezcla. Si una miel etiquetada como procedente de España y China puede ser un 99 por ciento china y un 1 por ciento española, el consumidor no está recibiendo información veraz.

Esta OPA lamenta que el etiquetado no contemple la obligatoriedad de especificar si el producto ha sido sometido a procesos de calor para evitar su cristalización. Algunas empresas, sobre todo las que distribuyen a grandes superficies de alimentación, someten la miel a un proceso de pasteurización para que siempre esté líquida, hecho que merma la calidad de la miel. Primero, porque ya sería una miel procesada y segundo porque al ser más líquida favorece la mezcla y por ende, de nuevo el fraude. Las diferentes mieles se unifican mejor si están líquidas.

Por otra parte, reitera su denuncia a la Consejería porque en relación a las Ayudas para la Mejora de la Producción y Comercialización, convocadas recientemente, el importe baja del mismo modo que el nivel de exigencia para acceder a las mismas sube. Ala vista de este paisaje, el organismo parece que quisiera dejar a la deriva al potente sector apícola de Castilla y León, a pesar de que presenta unas cifras envidiables. Si analizamos el coeficiente de prorrateo de las convocatorias de ayudas (porcentaje de la solicitud que puede pagarse en función de los fondos disponibles) aplicado en los 3 últimos años, vemos que en 2017 se aplicó un coeficiente corrector del 91,10 % sobre el importe a percibir, en el año 2018 un 83,91 % y en el año 2019 un 80,10 %, lo que supone una pérdida de la quinta parte del importe total a percibir, y que dejó un saldo medio recibido por colmena inferior a 4,50 euros.

Comentarios
Lo más