viernes. 03.07.2020 |
El tiempo

Fundación Personas traslada a la Junta su preocupación por los Centros Especiales de Empleo

Fundación Personas traslada a la Junta su preocupación por los Centros Especiales de Empleo
Fundación Personas traslada a la Junta su preocupación por los Centros Especiales de Empleo

Advierten de la precaria situación del sector del empleo de las personas con discapacidad,  a consecuencia de las últimas subidas del SMI y agravada ahora por la crisis económica a raíz del Covid 19.

La Economía Social tiene gran importancia en Castilla y León. Más de 4.000 entidades entre cooperativas, sociedades laborales, centros especiales de empleo y empresas de inserción, generan más de 30.000 empleos directos y representan una facturación que supera los 4.000 M€. Según datos de la Dirección General de Economía Social y Autónomos de la Consejería de Empleo de la JCyL, a comienzos de 2020 había 313 CEE en la Comunidad que daban empleo a 5.852 personas con discapacidad.

Fundación Personas, entidad de referencia en Castilla y León dedicada a la atención integral personas con discapacidad intelectual a lo largo de todo su ciclo vital, cuenta con seis Centros Especiales de Empleo en la región. Uno de ellos, Grupo LINCE, es el mayor de la región, con más de 700 empleados, la mayoría PDCI. Los otros cinco están repartidos entre Valladolid, Segovia, Zamora, Palencia y Guardo con un total de 200 trabajadores.

Hace unos días tuvo lugar el primer encuentro telemático de Fundación Personas con el nuevo Director General de Economía Social y Autónomos de la Consejería de Empleo e Industria de la Junta de Castilla y León, Pablo Izquierdo Fernández. El objetivo de esta reunión era el de trasladar a la Junta la preocupación que la entidad social tiene por la viabilidad de los CEE, tras las subidas del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de los últimos años.

Ángeles García, Presidenta de Fundación Personas, quiso agradecer al director general la rapidez con la que se había agendado el encuentro y su preocupación por las demandas del sector, invitándole a conocer, de primera mano, la realidad diaria en la promoción de oportunidades laborales de las personas con discapacidad.

Precisamente para abordar esta realidad, Jesús Mazariegos, director general de Fundación Personas quiso profundizar en esta realidad arrojando algunos datos: “la situación del empleo de las personas con discapacidad está en precario, no sólo por la actual crisis sanitaria, que ha sumado, sino por la inestabilidad general de los Centros Especiales de Empleo desde las subidas del SMI de los últimos años. Esto ha significado que el coste de los recursos humanos se ha incrementado en más de un 40% en los últimos 4 años. A pesar de ayudas y subvenciones, al no poder repercutir esa subida en el precio de los productos y servicios, se convierte en una situación complicada de mantener y muchos puestos de personas con discapacidad están en riesgo.”

Como consecuencia de este escenario, Mazariegos advierte “que si no se cuenta con ayudas adicionales, muchos Centros Especiales de Empleo acabarán cesando su actividad por falta de viabilidad”.

Por su parte, Juan Pablo Izquierdo Fernández, expresó también su preocupación por la difícil salida de los Centros Especiales de Empleo: “Vamos a tener que ser muy ingeniosos a la hora de buscar soluciones y ayudas para intentar parar el daño que estamos sufriendo. Entre todos tenemos que arrimar el hombro y ver de qué manera conseguimos ayudar”

Durante la reunión, Jesús Mazariegos, también quiso compartir el planteamiento que, desde Fundación Personas hacen, para ayudar a los sectores con más dificultades de empleabilidad en el actual contexto de incertidumbre. En este sentido, el director general de la entidad recordó que tras la crisis de 2008, la manera de apoyar a los CEE de iniciativa social fue con el apoyo salarial del 25% adicional durante año y medio. Además, con las subidas del SMI, a partir de 2013, el Estado acompasó esa medida con un 5% más. “Sin duda esto ayudó y salvó al sector. Pero ahora no se está produciendo” - lamenta Mazariegos. “Crear un puesto de trabajo para personas con discapacidad ha costado mucho esfuerzo y mucho dinero. Si ahora hay que cesar la actividad estamos en riesgo de perder todo el trabajo realizado desde hace años por parte de la Administración y de nuestras organizaciones sociales”

Por eso plantean como necesario retomar, la primera línea de medidas y apoyos al ámbito empresarial acordado el pasado marzo por el Consejo Económico y Social de Castilla y León (CES) reivindicando que la economía social y los centros especiales de empleo entren en el reparto de fondos de forma igualitaria y ágil.

Antes estas peticiones, el nuevo director de Economía Social y Autónomos quiso reiterar su apoyo para defender al máximo el sector y ayudar a pasar este trago. Además, Izquierdo Fernández no quiso cerrar la reunión sin antes transmitir la sensibilidad de la Consejera de Empleo e Industria, Carlota Amigo, por el colectivo de las personas con discapacidad.

Comentarios
Lo más