miércoles. 05.08.2020 |
El tiempo

"Hemos vivido con el miedo de tener que tirar el producto"

"Hemos vivido con el miedo de tener que tirar el producto"
"Hemos vivido con el miedo de tener que tirar el producto"

Los ajeros viven la Feria del Ajo más atípica que se recuerda.


 El olor a ajo este año se despidió de las Tres Cruces debido a la cancelación de las Ferias y Fiestas de San Pedro debido a la pandemia del coronavirus. Este sábado los productores zamoranos han podido dar salida a su producto con el reinventado Mercado del Ajo en las instalaciones de IFEZA para salvaguardar las medidas de seguridad.

Una medida aplaudida por los ajeros que han vivido meses de incertidumbre tras todo un año de trabajo. La cancelación de las fiestas suponía un riesgo para ellos, ya que la cerámica se pude aplazar, pero los ajos no pueden esperar. "Esperamos que esta feria salga bien, es verdad que hasta aquí no baja todo el mundo, pero por ahora esperamos que funcione", tal y como aseguró la productora Paula Tejero, con sus ajos llegados desde Fuentesaúco.

"Hemos vivido esta situación con miedo por tener que tirar el producto que cuesta mucho dinero", afirmaba Paula Tejero en esta primera jornada "en la que la afluencia ha sido muy numerosa desde primera hora de la mañana, y aún queda la jornada del domingo".

Una incertidumbre que se extrapola a todos los productores de ajo que han podido lucir y vender sus ristras bajo estrictas medidas de seguridad y poder así dar salida a uno de los productos más insignes de nuestra tierra. 



Comentarios
Lo más