lunes. 21.09.2020 |
El tiempo

Cómo evitar que el ajo repita. Seis trucos infalibles

Cómo evitar que el ajo repita. Seis trucos infalibles
Cómo evitar que el ajo repita. Seis trucos infalibles

Existen varios remedios para disfrutar del ajo sin que genere ardores después de consumirlo.

El ajo es una de las bases de la gastronomía española, tanto crudo como cocinado, pues forma parte de la cocina tradicional y moderna. Además, son muchos los beneficios del ajo y su consumo es muy recomendable a nivel nutricional. Por ello, y gracias al diario 'El Español' te mostramos distintos trucos para evitar que el ajo repita y puedas disfrutar de todas sus propiedades.

1. Usa ajos nuevos

Los ajos nuevos no suelen repetir, o al menos no tanto. Son los ajos viejos lo que provocan ese efecto, por eso no es necesario que compres muchas cabezas de ajo para guardarlas, mejor ir comprando según te hagan falta. Los diferenciarás por su piel morada y debes conservarlos en un lugar fresco y seco de tu despensa.

2. Elimina el germen del interior del ajo

Esta es la parte del ajo crudo que más repite, además eliminarlo es muy sencillo. Abre el ajo por la mitad y retira la parte interior, la que tiene un tono verdoso, y usa el resto del ajo. Este sistema ayuda, no obstante si los ajos son viejos, seguirán repitiendo a pesar de retirar el germen interior.

3. Utiliza ajo negro y descubre su sabor

El ajo negro es una variedad que se fermenta durante sesenta días en un proceso que transforma por completo su textura, sabor y olor. El resultado es un producto con matices afrutados y florales que recuerda al regaliz, y que puedes utilizar en numerosas recetas.

4. Escaldar el ajo crudo

Otro de los trucos para que el ajo no repita es darle tres escaldados partiendo de agua fría. El proceso es fácil: pon un cazo con agua fría al fuego y echa dentro los dientes de ajo pelados. Cuando el agua rompa a hervir, tírala y añade agua fría, repitiendo la operación hasta tres veces. El resultado será unos ajos semicocidos que puedes utilizar sin que repitan.

5. Introduce los ajos en el microondas

Metiendo los ajos en el microondas a media potencia durante treinta segundos conseguirás que queden suaves y no repitan. También puedes cortar una cabeza de ajos por la mitad y hornear las mitades después de espolvorearlas con tus especias preferidas durante una hora a 180 ºC. El ajo quedará cremoso y no repite.

6. Confita los ajos

Si confitas los ajos cocinándolos a fuego lento en aceite conseguirás que no repitan. Así podrás guardarlos en un frasco en la nevera y tenerlos disponibles cuando los necesites, y servirán tanto para recetas con ajo crudo como para cocinarlos.

No dejes de consumir platos que llevan ajo crudo, como el gazpacho, el salmorejo, boquerones, o alioli, entre otros, por temor a que te repita después. Con estos trucos para que el ajo no repita no volverás a tener este problema.

¿Por qué repite el ajo?

Los beneficios del ajo son muchos, en parte gracias a uno de sus componentes, una sustancia azufrada llamada alicina. Al cortar el ajo o machacarlo, esa sustancia se transforma en alicina muy volátil que contiene azufre y es la responsable de que el ajo se nos repita.

Sin embargo, cuando el ajo se calienta se reduce la presencia de alicina, pues se volatiliza gran parte de esta sustancia. Seguro que te has dado cuenta de que el ajo asado, frito o cocido no repite, así que ahora ya sabes por qué ocurre.

Pero si lo que quieres es utilizar el ajo crudo pero no quieres que repita, debes calentarlo durante unos segundos. Para conseguirlo, lo mejor es utilizar el microondas para disminuir la alicina del ajo sin llegar a cocerlo.

Comentarios
Lo más