martes. 29.09.2020 |
El tiempo

VOX Zamora tilda de "chantaje para los municipios españoles" el acuerdo del Gobierno con la FEMP

VOX Zamora tilda de "chantaje para los municipios españoles" el acuerdo del Gobierno con la FEMP
VOX Zamora tilda de "chantaje para los municipios españoles" el acuerdo del Gobierno con la FEMP

Señala que es así "especialmente para aquellos que han cumplido unos planes fiscales y de gasto responsables".

VOX Zamora ha mostrado este jueves su rechazo al acuerdo alcanzado entre el Gobierno de España y la FEMP respecto a los remanentes de los ayuntamientos. A continuación, el comunicado completo de la formación política:

VOX está en contra de este acuerdo. Es un chantaje para los municipios españoles, especialmente para aquellos que han cumplido unos planes fiscales y de gasto responsables.

El PSOE vuelve a demostrar que cree que el dinero es suyo y no de los españoles

El acuerdo firmado no sólo es injusto, es insolidario, pues funciona como un chantaje a los municipios: quienes no entreguen los remanentes de tesorería municipales quedarán al margen del reparto de las ayudas y transferencias.

Como siempre, quieren volver a enfrentarnos y crear españoles de primera categoría (municipios con remanente que aceptan el chantaje), de segunda (municipios con remanente que no lo aceptan) y municipios sin remanente, a los que condenan definitivamente.

Con este acuerdo, el Gobierno utiliza como salvavidas a los municipios donde gobierna el PSOE, solo o en coalición con podemitas o separatistas, pues cualquier gobierno no servil ve este acuerdo como un atraco.

Su único objetivo es blanquear su penosa gestión económica y hacer ingeniería contable con el dinero de los españoles.

Es curioso que la FEMP esté presidida por un socialista, Abel Caballero. Como siempre, el socialismo demuestra que los intereses sectarios de su partido están por encima del bien y la prosperidad de la nación.

El presente acuerdo hipoteca el futuro de los españoles: endeuda al gobierno futuro, no solo frente a Bruselas sino frente a los municipios. Son capaces de endeudar a la nación durante una década con tal de mantener el poder unos meses más.

Este pacto es ineficaz, pues requerirá modificar la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria, con mayorías absolutas. Allí veremos de nuevo la dependencia a los separatistas del PNV y de ERC y Bildu.

Separatistas y comunistas son los que de verdad mandan en España mientras este gobierno esté al frente, por eso pretendemos echarles en septiembre con la moción de censura.

Un engaño a Bruselas

-Este acuerdo es en esencia un truco para engañar a Bruselas.

-Pretenden blanquear sus cuentas antes del 15 de septiembre de 2020 para poder elaborar un documento falsario que entregar en Bruselas e intentar evitar un rescate que saben que se va a producir y que provocará recortes en las pensiones, sueldos del personal público y ayudas sociales.

-Con esta apropiación de los remanentes de tesorería municipales quieren engañar a los países de la UE que reclaman de Sánchez un programa de reducción del gasto presentando unas cuentas falsamente saneadas.

-El dinero de Bruselas, que han vendido como un logro para todos los españoles, irá a devolver la deuda con los municipios. Es un escándalo mayúsculo.

-Sánchez e Iglesias siguen con su estrategia de destrucción de la economía nacional a costa de mantenerse en el poder unos pocos meses más.

Un ataque a la autonomía financiera municipal

-El acuerdo es un ejemplo de la hipocresía socialista y constituye un ataque a la autonomía municipal que se esconde en palabras vacías sobre el fortalecimiento del papel de los municipios.

-Lo único que pretenden fortalecer es su tiranía sobre cualquier institución, en este caso los municipios: o les entregan unos fondos que ni se han ganado ni tienen derecho a pedir, o les dejan fuera de cualquier plan de reconstrucción, al que tienen derecho todos los españoles.

-Sánchez e Iglesias ven la crisis económica y sanitaria como una oportunidad para modificar las prioridades de actuación municipal, y recortar los servicios sociales.

-En la línea del decreto de la nueva normalidad y el fondo de reconstrucción europea, el gobierno pacta los préstamos con los ayuntamientos de su cuerda, porque cualquier administración fuera del socialcomunismo o el servilismo verá este acuerdo como un chantaje.

Una agenda de gasto ideológica

-Además de vulnerar gravemente la autonomía municipal y chantajear a quienes no estén dispuestos a entregar sus remanentes, este acuerdo pretende fijar las prioridades de gasto de los municipios.

-Con graves problemas de empleo, seguridad, respeto a la propiedad privada, emprendimiento empresarial e inmigración ilegal, es un insulto a los españoles que peor lo están pasando gastar el dinero público en Agenda urbana y movilidad sostenible. Prefieren comprar vehículos eléctricos producidos en China que proteger a sus compatriotas.

-Recursos municipales que podían ser destinados a bajar impuestos, compensar pérdidas o ayudar a los más necesitados, ahora solo van a poder ser destinados a la agenda ideológica de la izquierda progre, por poner ejemplos:

-Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, que aún ni se ha aprobado.

-Perjudicar el uso del transporte privado.

-Incrementar el gasto en el adoctrinamiento ideológico en la doctrina de género o en subvencionar los chiringuitos que viven al albur de la mal llamada violencia de género.

-No aceptaremos que se utilice el alarmismo climático para ocultar una gestión sanitaria y económica criminal.

-Pretenden ocultar, bajo la emergencia climática, la realidad de miles de trabajadores y empresarios a los que han arruinado, los millones de parados, la caída del 18,5% del PIB y los miles de muertos por la negligencia criminal del gobierno en la lucha contra el coronavirus.

-Este pacto entre socialistas es un Plan E al servicio de las élites globalistas pagado con el ahorro de los españoles.

-De nuevo, excluye de toda atención a las familias españolas, el incentivo a la recuperación del empelo por las empresas existentes, ayudar al sector turístico, o al sector agrario; ni impulsar la política industrial y de investigación y desarrollo en España.

-Un gobierno responsable, en vez de involucrar a los municipios en sus delirios ideológicos, empezaría por reducir la ineficiencia de sus ministerios, direcciones generales, subvenciones a partidos, sindicatos, organizaciones empresariales, ONGs y demás asociaciones ideológicas.

-En VOX consideramos urgente la supresión toda la superestructura administrativa y duplicidad como primer paso para hacer frente a la deuda contraída con Bruselas.

-Igual que durante la pandemia, el gobierno se escuda en mesas técnicas. Tras la experiencia del comité de expertos inexistente en el que basaron sus decisiones durante el confinamiento, sabemos que no sirven más que para blanquear los acuerdos del consenso progre.

-Las funciones de los municipios son la seguridad ciudadana, la lucha contra la delincuencia, el orden en las calles, la limpieza viaria, y los servicios municipales, y lo que se pretende es implicar a los municipios en cuestiones que les son absolutamente ajenas.

Una modificación del sistema de financiación autonómico

-En estos momentos históricos y críticos para España no procede ni modificar el sistema de financiación local ni mucho menos el autonómico, tal y como propone el acuerdo; sino crear riqueza, empleo y actividad económica.

-Cada vez que se plantea una modificación del sistema de financiación autonómica su objetivo es dar más autonomía financiera a las CC.AA. En VOX sabemos que el actual sistema de autonomías supone derroche, insolidaridad y caos ante crisis como la del COVID-19, por o que no apoyaremos ninguna reforma que no sea para revertir el sistema actual de reinos de taifas.

Comentarios
Lo más